Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

Destiny of Two Worlds/Capítulo 12: De Vuelta a Hyrule

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Si quieres leer el capítulo anterior y entender mejor qué ocurre en éste, haz clic aquí:

Destiny of Two Worlds/Capítulo 11: Primera Parada... ¿"Termina"?

Resumen del capítulo anteriorEditar

Tal parece que las cosas van mejorando, pues Helio, mientras se encontraba en la tierra de Termina, consiguió dos nuevos aliados: el antihéroe, Brett, y la médium, Aura. Luego de varios acontecimientos, ahora todos van a Hyrule. Ya se verá qué pasa aquí.

Frase memorableEditar

- Todo... To-todo lo que dijo Aura es ci-cierto... Estoy enamorado de Hilda...

TramaEditar

Los tres cruzaron el portal, llegando a Hyrule. A Helio no se le veía ningún efecto, pues él era de allí, mientras que sus compañeros se sorprendieron.

- Vaya... Qué paisaje... - dijo Brett.

- Puedo ver que el aire es algo más fresco que el que respiramos en Termina. - dijo Aura.

- Bienvenidos a Hyrule. Este es el reino de donde vengo. - dijo Helio.

El brazalete que portaba Helio volvió a brillar.

- ¿Ahora qué, Hilda? - preguntó el protagonista.

- Ve ahora a Kakariko. - ordenó ella.

- ¿Para?

- Ahí viven tus amigos, ¿no?

- Pues sí...

- Entonces ve allá para que algunos de tus amigos te acompañen durante el viaje.

- Entendido y anotado, hermosa. - ¡¿Qué?!

- Nada. Adiós.

El protagonista cortó la charla, sonrojado y avergonzado por lo que dijo. Sus amigos no pudieron evitar verlo, extrañados.

- ¿Qué pasó, Helio? - preguntó Brett.

- Era la persona por la que hacemos este viaje. Creo que se llama Hilda. Por lo que he podido saber, él está enamorado de ella y ella de él. - interrumpió Aura, haciendo que el héroe Hylian se sonrojara más de lo que estaba antes. Y además... Parece que le dio miedo decirle lo que siente por ella. Lo mismo se puede decir de la chica esa.

- ¡Cállate! ¡Ya cállate!- gritó el protagonista, corriendo lejos.

Dada la reacción de su amigo, el antihéroe lo persiguió, alcanzándolo.

- Cálmate, Helio. Tranquilizate. ¿Solo te has puesto así porque Aura mencionó a la tal Hilda? - cuestionó.

- No. No es por eso... - respondió Helio.

- ¿Entonces por qué reaccionaste así? ¿Porque dijo que estabas enamorado de ella?

Los ojos del protagonista comenzaron a lagrimear.

- ¿Ocurre algo? - volvió a preguntar Brett.

- Sí... Sí pasa algo... - contestó el portador de la Espada Maestra, sollozando. - Todo... To-todo lo que dijo Aura es ci-cierto... Estoy enamorado de Hilda...

- Si es cierto, ¿entonces por qué no lo admitiste?

- Porque lo que dijo Aura sobre el miedo que sentí también es verdad. No pude evitar ponerme nervioso con estar cerca de ella.

En ese momento, la médium llega corriendo rápidamente envuelta en un aura verdosa, dejando imágenes residuales detrás suyo.

- ¿Cómo llegaste tan rápido? - preguntó Helio, cambiando su tono de voz drásticamente para que su aliada no detectara su alteración emocional.

- ¿Qué acaso no recuerdas que mencioné que podía utilizar un hechizo de velocidad? - respondió ella. - Ahora, ¿se podría saber por qué saliste corriendo?

- Eso era de lo que estábamos hablando. - justificó el antihéroe. - ¿Puedes continuar explicando, Helio? ¿Qué pasó cuando conociste a esa tal Hilda?

- Por supuesto. - dijo él, quedando más calmado. Acto seguido, comenzó a narrar. - Cuando la vi por primera vez, no podía creer la belleza que irradiaba. Mi corazón empezó a latir más rápido, a la vez que me invadían unos grandes nervios en mi interior. Creo que con ella pasó lo mismo que conmigo. Estaba tan nervioso que ni siquiera me movía demasiado. Cada vez que hablaba, no podía evitar soltar palabras como "hermosa" o "preciosa". Y como ella no fue capaz de expresar lo que sentía por mí, como yo por ella, me mandó a realizar esta gran aventura. Por eso estoy viajando, para poder cumplir con lo que me mandó y, después de todo, estar con ella.

Tras su explicación, sus compañeros estaban boquiabiertos. No podían creer lo que habían escuchado. Todo lo que Helio hacía era por amor y nada más.

- En-entonces... Todo esto lo haces... ¿Por amor? - preguntó Brett.

- Sí. Así es. - contestó Helio.

- Qué hermoso... - dijo Aura, con los ojos humedecidos y con las manos juntas delante de su pecho.

- Amigo mío... - volvió a hablar el antihéroe, poniendo su mano en el hombro de Helio. - Cuenta conmigo. Te acompañaré durante toda esta travesía.

- Igual yo. - dijo la médium, secándose las lágrimas. - También puedes contar conmigo.

- Gracias. Son de lo mejor. Y ahora vayamos a Kakariko.

Con todo el asunto arreglado, el trío se dirigió a la villa para encontrar a más aliados. Dado que estaban un lejos, pues estaban cerca del Palacio del Este, todos decidieron usar sus propios métodos para ir más rápido: Helio utilizó las Botas de Pegaso; Brett no hizo uso de nada, pues él es rápido corriendo por naturaleza; y Aura volvió a usar su hechizo de velocidad. En cuestión de miutos, llegaron al poblado. Nada más llegar, Helio fue a buscar a Xavi, pues él era el más organizado. Coincide y afortunadamente, los encontró a todos en el Bar Lácteo. Los compañeros de este no evitaron sentir nostalgia.

- Esto parece un deja vú. - exclamó Brett.

- Sí, sí, sí. Ya lo sé. - contestó Helio. - Ah, miren. Allá están. - dijo, acercándose a la mesa en donde estaban.

- ¿Qué te trae por aquí, shoshito? - saludó Javier, volteando a ver a Brett y Aura. - ¿Y ellos quienes son?

- Este... ¿Pueden salir?

- CLaro que sí. Además, ya habíamos terminado de comer y ya nos íbamos. Solo esperábamos a Rodriguez. - dijo Xavi.

- Rodriguez... Hace mucho que no lo veo... - dijo el protagonista, nostálgico.

- Me dijeron que llega hoy, pero no recuerdo a qué hora. - dijo Alme.

- A ver, con su permiso, voy a ver. - dijo Josex, levantándose de su silla y dirigiéndose hacia la puerta, regresando poco después. - Adivinen qué... ¡Ya llegó!

Todos salieron corriendo del bar a saludar a Rodriguez. Tenía un par de años menos que Xavi, o sea, 19. Era de ojos y cabello oscuros. Además, llevaba ropajes amarillos.

- Hola a todos. - saludó Rodriguez.

Todos lo abrazaban y cosas por el estilo, preguntándole cosas como "¿A dónde fuiste?" y "¿Qué hiciste?". Él respondía a todo.

- Pues me la pasé de lo lindo allá adonde fui. Creo que el reino se llamaba "Laurelia" o algo así. - contestó Rodriguez a las preguntas.

- Nos alegra que hayas vuelto, Rodriguez. - dijo Helio. - Y... Aprovechando que ya estás aquí, quería preguntarte algo, al igual que a todos ustedes, amigos míos. - en ese momento, Brett y Aura salen del bar. - Ah, claro, se me olvidaba. Rodriguez, ellos son Brett y Aura, mis nuevos compañeros.

- Un placer conocerlos. - dijo él a los aliados del protagonista, a lo que ellos respondieron. - Y bien, ¿qué querías preguntar, Helio?

- ¿Qué? ¡Ah, sí, claro! Pues... Quería preguntarles... ¿Querrían acompañarme en un viaje?

- ¿Y podemos saber para qué servirá dicho viaje? - preguntó Alme.

- Pues... Para salvar Hyrule.

Todos guardan sliencio.

- ¿Entonces nos dices que Hyrule está en peligro? - dijo Xavi.

- Sí, así es. Recuerdas al tal Yuga, ¿no, Xavi? Pues bien, no sé lo que ese maldito quiere hacer, pero estoy seguro de que será algo malo. Y ese algo malo está relacionado con Hyrule... Y otro lugar que ustedes no conocen. Y yo pienso detenerlo, no solo porque me cae muy mal, sino también porque es un afeminado con ropa de payaso y otras razones. Sé que este discurso no sonará muy motivador, pero ya me entienden. Así que... ¿Qué me dicen? ¿Me ayudarán?

Tras varios cruces de miradas y susurros entre sí, Javi habló.

- Helio, puedes contar con nosotros. Puede que tu discurso no sea muy emotivo como tú dices, pero cuando algo o alguien amenaza Hyrule, no dudaremos en deshacernos de lo que sea o de quien sea que amenace con interrumpir la paz. Y sí, sé que no suelo ser tan serio regularmente, pero tengo que serlo cuando es necesario. Además, ya se terminaron los Lacasitos.

- Vaya, Javi... Qué serio y directo fuiste. - dijo Helio, sorprendido.

- Sí, ya sé. Hasta yo mismo me sorprendí. - dijo Javier, de nuevo alegre.

- Como dijo Javier, te acompañaremos, Helio. - tomó la palabra Xavi. - Ese Yuga nunca me dio una buena impresión. Siempre vine sospechando de él. Siempre tenía el presentimiento de que ese payasito de corte real tramaba algo malo... Y por cierto, seguro que pensabas que yo hablaría primero, ¿no, Helio? Iba a hacerlo, pero Javi se me adelantó.

- Es que se me acabaron los Lacasitos... - dijo el cazarrecompensas.

- OK... Creo que con todo el asunto tajado, ya nos podemos ir todos, ¿no creen? - entró el protagonista interrumpiendo la escenita.

- Claro, pero no nos has presentado a tus nuevos amigos. - dijo Alme.

- ¿Eh? ¡Ah, claro! Muchachos, ellos son Brett y Aura. Brett, Aura, ellos son Javier, Alme, Xavi, Rodriguez y Josex. - dijo el héroe, presentando a todos.

Todos se saludan y se presentan diciendo cosas como "Es un placer", dándose apretones de manos y cosas así. Una vez que todos terminaron sus saluditos...

- Bueno, ahora que todos ya se conocen, creo que ahora sí debemos irnos. - dijo Helio.

- Espera un momento, Helio. - interrumpió Josex. - Creo que deberíamos conocer un poco más a nuestros nuevos amigos.

Todos estuvieron de acuerdo. Helio, por su parte, no tuvo otra opción más que volver a esperar otro rato mientras sus amigos conocían a sus nuevos aliados. Durante el tiempo en que se contaban las historias, intentó volver a comunicarse con Hilda por medio de su brazalete.

- ¿Hola? ¿Helio? - preguntó Hilda.

- Hola... Hilda... - respondió el protagonista, volviendo a su nerviosismo.

- Mmm... Puedo ver que ya reuniste a todos tus amigos... - dijo ella.

- Así es. Y ahora que todos están por allá conociendo a Brett y Aura, ¿podrías explicarme algo?

- Claro. ¿Qué cosa?

- ¿Por qué, cuando hablamos la otra vez, te pusiste como si... Como si quisieras decirme algo?

- ¿Eh? - el tono de voz de ella comienza a ser tembloroso. - ¿A qu-qué te refie-fieres?

- A eso. Ahora suenas más nerviosa.

- Créeme o no, pero también puedo sentir otras reacciones, como la de tu corazón, por ejemplo. Sé que late más rápido desde que hablaste conmigo.

- ¿Ah, sí? - él se pone más nervioso y se sonroja.

- Así es. Y también sé que te has sonrojado.

- Este... Bueno... - ahora el héroe ya está algo más calmado. - ¿Y si mejor creas un portal para que todos vayamos a Lorule?

- Cla-claro. Solo dile a tus amigos que se acerquen y lo haré, ¿de acuerdo?

- Sí, claro. Adiós, preciosa.

- ¡¿Qué?!

- Nada. Adiós.

Terminando la conversación, Helio llamó a sus amigos. Asimismo, se abrió el portal que la princesa Loruleana había dicho que crearía.

- ¡Oigan, todos! ¡Vengan a ver!

Todos se acercaron. Además, Xavi llevaba un escudo en sus manos.

- ¿Y ese escudo? - preguntó el portador de túnica roja.

- Es un Escudo Hyliano. - respondió el mayor de todos, mostrándole el escudo.

Es un escudo azul de metal, con los bordes grises y un ave roja debajo de la Trifuerza en la parte frontal del mismo.

- Lo acabo de comprar en el Bazar. - continuó. - Quiero que tú lo tengas. Así voy a llevar ese escudillo tuyo a vender. Así me gano algunas rupias...

- OK. Gracias... - agradeció Helio.

- Con tu permiso, ahorita vuelvo. - dice Xavi, echándose a correr al Bazar con el Escudo Simple. Minutos más tarde...

- Listo. Ya tengo algo de dinerillo. Además, veo que no traes escudo, Josex, así que, aprovechando, te compré uno. Aquí tienes.

- Ah, pues grcias. - agradeció Josex.

- Y bien... ¿Ya nadie tiene algo que hacer? - preguntó Helio.

Todos guardan silencio.

- Bueno, veo que no. Ahora sí, ¡vámonos!

Luego de tantas cosillas, finalmente todos atravesaron el portal. El grupo ahora viajará a Lorule. ¿Qué es lo que pasará ahí? Eso lo veremos pronto...

CONTINUARÁ...

Si quieres saber qué ocurre después de este capítulo para seguir con la historia, haz clic aquí:

Destiny of Two Worlds/Capítulo 13: Revelaciones y Explicaciones

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar