Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Call of Destiny: Cap 33/El Camino de Xavi (Parte 2)

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Xavilogo1.png
Capítulo 33: El Camino de Xavi (Parte 2)
  • Dejé atrás el Lago Hylia y a los Zoras, yo no podía hacer nada. De momento ya había cumplido dos de los cuatro objetivos que Rauru me había encomendado. Tenía la Espada Maestra y la Ocarina del Tiempo en mi poder, pero sólo había despertado a dos sabios de cinco y seguía siendo un guerrero solitario. Me dirigí al norte, en busca de pistas para despertar otros sabios. Por el camino me familiarizaba con el poder de la Ocarina del Tiempo. Viajé durante varias semanas, con tranquilidad, no tenía prisa ni ningún rumbo fijo. Pasaba por los pueblos, donde preguntaba a la gente sobre la actualidad y lo sucedido. Fue entonces cuando descansando en una posada oí una conversación dos ancianos que jugaban una partida de ajedrez.

Anciano1: Da igual lo mucho que pienses, siempre acabas cometiendo un error. El ajedrez no es lo tuyo.
Anciano2: ¡Cada uno tiene tiempo de pensar su jugada! Por cierto... ¿has oído sobre el ataque a Nagaroth?
Anciano1: ¿¡Van a atacar Nagaroth!? Ese Grahim no tiene piedad ninguna.
Anciano2: Si, y todo por una estupidez, por una mera rabieta de ese capitán de Ganondorf.
Anciano1: Pobre gente... Sólo un milagro los salvará...

  • Los ancianos seguían con su conversación mientras que acerqué a ellos. Toque el hombro de uno de ellos y pregunté...

Xavi: Discúlpenme, señores. ¿Por dónde queda esa tal Nagaroth?
Anciano1: Pues... siguiendo el camino del oeste, pero si nos has oído deberías de abandonar cualquier intención de ir hacia allí.
Anciano2: Si chaval, puedes ocultar tú rostro, pero no huir o sobrevivir a un ataque de las tropas de Ganondorf.
Xavi: Gracias por las advertencias. Por cierto, reina a f-8
Xavi comienza a caminar hacia la puerta.
Anciano2: Un tipo raro, ¿no crees?...... ¡Un momento! (mueve la pieza tal como había dicho Xavi) ¡¡Jaque mate!!
Anciano1: ¡¡Hey hey hey!! ¡¡Hiciste trampa!!

  • Sin otro remedio me dirigía a Nagaroth, no podía permitir un acto semejante delante de mis narices, a pesar de que Evey no paraba de decirme que Grahim era un enemigo poderoso, que todavía no estaba preparado para hacerle frente. No obstante, la ignoraba. El ir a pie era muy aburrido, es cierto que corriendo podría alcanzar una velocidad como la de Epona, pero no quería gastar energía tontamente. Aunque aquella vez, comencé a sentir las fuerzas de los esbirros de Ganondorf cerca de esa población, y aceleré. Corría tan rápido como podía, pero, de repente, sentí una fuerza oscura mucho más cerca.

Evey: (Sobre el hombro de Xavi como una gata) ¡¿Por qué te paras ahora?! ¡¿No querías ayudar a aquella.....?!
Xavi: Lo acabas de notar, ¿verdad?
Evey: (Pensando) ¿¡De donde ha salido esa fuerza oscura!? (Hablando) Sin duda has mejorado mucho... la has sentido antes que yo y todo, jeje.
Xavi: No lo entiendo, esa fuerza, viene de entre la pared de la montaña.
Evey salta y con su pata golpea la pared.
Evey: ¿Qué te parece? Está hueco.
Xavi: No se hable más (saca la espada).
Xavi condensa una parte de su poder en la Espada Maestra y suelta un duro golpe acompañado de una luz azul luminosa. Tras el polvo, una cueva se reveló ante Xavi y Evey.
Evey: La fuerza emana de esta cueva. ¿Qué vas a hacer? ¿Buscar esta fuente de poder oscuro o..... ayudar a la población de Nagaroth?
Xavi: ¡No seas estúpida! ¡Primero mataré a la cosa que despide esa energía y luego salvaré Nagaroth!
Evey: Por una vez... me gustaría creerte...

  • Evey y yo entramos en esa cueva. A pesar de mis palabras, yo sabía que era muy difícil que pudiera salvar también a la población de Nagaroth. Pero no podía dejar a un ser así vivo, su energía era superior a los monstruos con los que me había enfrentado anteriormente. Dejar un monstruo así vivo, sería muy irresponsable por mi parte. La cueva no era muy larga, no me llevó ni un minuto llegar a la salida. Una vez fuera, llegué a un pueblo totalmente desierto.

Evey: Bien Xavi, demuéstrame tus habilidades con el antiguo Hyliano. ¿Qué pone en aquel cartel?
Xavi: An... ¿¡Antiguo Kakariko!?...
Evey: Diablos... hace mucho que este lugar calló en el olvido... Ahora que lo pienso, este lugar fue abandonado por la presencia de un espíritu maligno.
Xavi: Vamos... el espíritu que estamos sintiendo, ¿no?
Evey: Es muy probable.

  • Comencé a rastrear la zona. Cuanto más entraba en el pueblo la energía oscura se hacía más fuerte, aunque también estaba algo extrañado, sentía otra energía aparte, que parecía estar como presionada por la oscura. Fue entonces cuando me acerqué a un pozo. Me asomé pensando que estaba vacío, pero para mi sorpresa tenía agua.

Xavi: Parece mentira que con lo desierto que esta el pueblo aún funcione como es debido este pozo.
Evey: ...
Xavi: Me pregunto quien viviría en este pueblo. Aunque bueno, supongo que serían Hylians.
Evey: ...
Evey no apartaba la mirada del agua.
Xavi: ¡Vale, no hables! De todas formas si lo que tienes es sed, pues simplemente pídeme...
De repente Evey se transforma en humana y empuja a Xavi lejos de el pozo.
Evey: Idiota...

  • La energía oscura se intensificó en el agua que salió del pozo disparada. Mientras el agua caía, fue tomando forma. Cuando el agua llegó al suelo, había tomado la forma de un guerrero. Había tomado mi apariencia, solo que una tonalidad más oscura.

Xavi: ¿Qué mierda?.... Si soy yo...
Evey: Artes demoníacas, es un conjuro de defensa, trata de proteger algo que esta sellado en el pozo.
Xavi: Si, muy bonito... ¿¿Pero por qué mierda se parece a mi!!??
Evey: El agua toma la forma de quien se refleja en ella. Ahora es como un espejo, copiará tus movimientos.
Xavi: Vamos, que es pelear contra mi propia sombra.
Evey: Se podría decir que si...
Xavi: Interesante.
Xavi lentamente desenvaina su espada y tras sonreír, se lanza contra su copia. Lanzando varios golpes que la copia paraba exactamente con el mismo movimiento. En una carga las espadas chocaron y mientras los dos contrincantes se miraban.
Xavi: Sólo sabes copiarme, ¿eh? Que decepción...
Es entonces cuando la copia incrementa su fuerza, gana el pulso con Xavi y le provoca un corte en su brazo izquierdo, haciendo retroceder a Xavi.
Evey: ¡Idiota! ¿¡Por qué nunca te tomas enserio el combate desde el principio!?
Xavi: (Mira el corte en su brazo) No esta nada mal... pero... no dejas de ser una patética copia mía.
Xavi con una velocidad que ni Evey puede percibir se coloca detrás de su copia y corta su brazo izquierdo que cae al suelo, rompiéndose en agua.
Xavi: Lo suponía... Puedes copiar mi estilo y mi aspecto... ¡¡Pero no mi poder!!
Xavi carga contra su copia, esta vez de forma frontal. Xavi da pocos, pero poderosos golpes, que la copia consigue parar, pero la misma fuerza de estos le hace retroceder.
Xavi: ¡¡DESAPARECE!!
Xavi realiza un último golpe de arriba hacia abajo que rompe la espada de su enemigo y finalmente parte por la mitad a la copia, que desaparece en una explosión de agua.
Evey: (Pensando) Es increíble, me cuesta creer que se haya vuelto tan poderoso. Lo peor son las palabras de Rauru... “Yo no te daré más poder, pero... te enseñaré a controlar el que posees.”
Xavi: Hey Evey, a que viene esa cara tan seria... lo he despachado rápido, como tú querías.
Evey: ¿Eh? No, nada...
Xavi: Mira que eres rara. ¬¬
Evey: Xavi...
Xavi: ¿Me pregunto que es lo que resguardaría?
Evey: ¡Xavi!
Xavi: ¿Qué pasa ahora?
Evey: (Señala detrás de Xavi)

  • He tenido muchas sorpresas y he visto cosas que ni podéis imaginar. Pero lo que había detrás de mí... Eso si que me dejo sin palabras...

Xavi: Re... Resizel...
Resizel: Cuanto tiempo, Xavi.

  • Así es... Resizel, en su forma de Fiera Deidad, como un espíritu, se había mostrado ante mí.

Resizel: Te has vuelto mucho más fuerte desde la última vez que te vi. Ni yo en vida me hubiera deshecho de una copia con semejante facilidad.
Xavi: Gra... gracias mi capitán.
Resizel: ¿Capitán? Creo que antes de morir dejé bien claro quién sería mi sucesor, y por lo tanto el actual capitán.
Xavi: (Sonríe) ¿Pero cómo? ¡Ganondorf le derrotó!
Resizel: Ganondorf acabó con mi en vida, pero ni siquiera él puede destruir mi espíritu. Yo y mis ancestros vagamos por la eternidad como espíritus, hasta cumplir nuestro objetivo tras la muerte. O si no, no podremos descansar.
Xavi: Entiendo...
Resizel: No obstante... yo lo puedo hacer nada contra Ganondorf. Sólo puedo ayudarte a ti... ¡como el Sabio de las Sombras!
Xavi: Sa... ¿¡Sabio de las Sombras!?
Resizel: Así es... Ganondorf lo sabía, por ello capturó mi alma y selló en este pozo. Luego colocó ese conjuró de reflejo para evitar que alguien quebrara el sello desde el exterior.
Mientras sonreía, Xavi deja caer algunas lágrimas.
Xavi: Me alegro de que siga con nosotros, aunque sea en esa forma...
Resizel: Nunca te abandonaría... ¡Mi capitán!
Xavi seca sus lágrimas y con una amplia sonrisa.
Xavi: Descanse... teniente...
Resizel: Dos sabios más Xavi... Junto a todos los sabios, te prestaré mi poder. Hasta entonces... esperaré órdenes...
Resizel se desvanece entre el viento.

  • Continúe con mi camino, contento por primera vez desde que supe de las intenciones de Ganondorf. No obstante, fue algo fugaz. Cuando llegué a Nagaroth... había sido completamente arrasado. No quedó piedra sobre piedra, no sentía alguna energía. Me moví entre escombros, buscando supervivientes, pero parecía inútil. Cuando estaba apunto de tirar la toalla, entre las ruinas de una casa, una chica sobresalió, arrastrando a otra chica menor que ella. Inmediatamente las socorrí. Las saqué de Nagaroth y ocultos en un pequeño grupo de árboles en la Pradera de Hyrule, Evey trató sus heridas. A pesar de que eran más jóvenes que yo, me sorprendió la energía vital que despedían ambas chicas.

Evey: Entonces, ¿ambas son hermanas?
???: Así es... Yo soy Yaz, y esta es mi hermanita Alanna.
Alanna: ¡Te he dicho que me llames Aria! ¬¬
Evey: ¡Un placer conocerlas!
Xavi: ¡Lo mismo digo!
Aria: Un momento... ¡Yo he visto tú cara antes! (Señala a Xavi)
Xavi: ¿Qué? (pokerface)
Aria: ¿A ti no te suena, Yaz?
Yaz: Pues ahora que lo dices... un poco hermanita...
Xavi: Pues yo juraría que es la primera vez que las veo.
Aria: ¿Te llamabas Xavi, verdad?
Yaz: ¡¡Ya me acuerdo!! ¡Hermanita este es el chico tan fuerte que luchó contra ti en el Festival de Hyrule!
Aria: ¡¡Es verdad!! Pensaba que habías muerto.
Xavi: Espera... ¿Tú eres aquella chica?

  • El que conocieran mi figura facilitó las cosas y nos tomaron confianza. Me contaron como habían sido atacadas por las tropas de Grahim, pero que gracia a su talento y fuerza vital habían conseguido sobrevivir. Como ellas no tenían a donde ir, y me parecieron unas chicas con un talento muy interesante, decidí contarles mi historia y dejar que me acompañaran en mi aventura. Conseguí unas ropas negras como las mías para ocultar sus rostros. También las hice entrenar, para ver como mejorar sus habilidades. Aria no necesitaba mi ayuda, ella era muy diestra. Le dieras el arma que le dieras se desenvolvía muy bien. A parte contaba con ese misterioso cetro de su familia. Por otra parte, Yaz tenía un poder destructivo que no terminaba de saber como explotar.

Xavi: ¿Cómo explotar una energía como la de Yaz? Capaz de concentrar en un punto de su cuerpo toda su energía y soltarla con una fuerza destructora. Hay pocos guerreros con esa habilidad.
Evey: No estaría mal una arma que aparte de favorecer esa habilidad, le diera un poder aún más destructivo...
Xavi: Si, sería lo ideal... Pero no se me ocurre nada -_-“
Evey: Humm... ¿Qué tal el Martillo Megatón?
Xavi: ¿Martillo Megatón?.... ¡¡Claro que gran idea!!
Evey: Aunque para conseguirlo... debemos ir a la Montaña de la Muerte.

  • Y así hicimos, fuimos a la Montaña de la Muerte. Nuestro objetivo era hablar con el aislado pueblo Goron, para que nos entregaran el martillo. Por el camino, Evey y yo continuamos nuestra charla.

Xavi: Te has fijado... en todos los lugares que hemos estado... la moral esta por los suelos. La gente no tiene ninguna esperanza.
Evey: Eso es algo que debes devolverle tú, Xavi.
Xavi: Creo que me estáis cargando demasiadas cosas ¬¬
Evey: Bueno, aquí el héroe elegido eres tú.
Xavi: (Suspira) Me gustaría comenzar a dar esperanzas a la gente, no soporto ver tanta resignación. Pero desde mi posición actual...
Evey: Si... El devolver la esperanza antes de revelar que estás vivo nos adelantaría mucho el trabajo... Pero no se me ocurre nada...
Yaz: ¿Por qué no finges otra identidad?
Xavi y Evey: ¡¡AH!!
Yaz: Jo... que fácil se asustan u.u
Xavi: ¡Maldita sea Yaz, no ves que estamos concentrados en la conversación!
Yaz: ¡Encima que te estoy ayudando y todo! D:<
Evey: ¡Claro! ¡¡Como no se nos ha ocurrido!!
Xavi: Una nueva identidad...
Yaz: De nada ¬¬

  • Fue una idea que nos gustó, fingir ser otras personas para empezar a dificultar y presionar a Ganondorf, así como dar algo de esperanza. Pero de momento seguía siendo una idea, nuestro objetivo era la Montaña de la Muerte. Al llegar a Kakariko pudimos ver como la vigilancia era muy exigente sobre la Montaña de la Muerte. Tal era la vigilancia que sólo yo podía burlarla. Además, el volcán estaba activo, así que era aún más peligroso. Por ello, pedí a Yaz y Aria que se ocultarán en la Pradera de Hyrule y esperaran. Yo, con Evey en mi hombro, subí por la Montaña de la Muerte, burlando a un guardia tras otro. A medida que ascendía, la guardia fue desapareciendo hasta el punto de que no había ninguno. Cuando llegué a la Ciudad Goron, pude ver lo desierta que estaba. Apenas se veían Goron, el aire era casi tóxico, y no paraba de caer piedras en llamas con cada sacudida del volcán. A pesar de todo ello, pude llegar donde estaban los sabios Goron, pero para mi sorpresa, no estaba con ellos su líder, Darunia.

Gorleone: De seguir esto así, seremos sepultados por el gorovolcán.
Goramoto: Y aún no gorosabemos nada de nuestro gorolíder.
Gorrigui: Necesitamos un goromilagro.
Xavi: No soy un milagro, pero aún así os ayudaré.
Los Ancianos Goron quedaron sorprendidos.
Goramoto: Que goroenergía...
Gorrigui: No me goroextraña que haya burlado a los goroguardias.
Gorleone: ¿Quién eres, goro?
Xavi: Un amigo de Darunia. He venido buscando un objeto, pero... ¡Qué demonios, os ayudaré!

  • A los Ancianos Goron no les entusiasmaba la idea de ser ayudados por un extraño, pero estaban tan desesperados en ayudar a su líder, Darunia, que decidieron contarme todo. Al parece Ganondorf para tener sumisos a los Goron despertó a un antiguo dragón llamado Volvagia. Ese dragón infundía el miedo entre los Goron, pero, con su actividad provoca que el volcán se vuelva activo y perjudique a los Goron, y por lo tanto, a Kakariko. Para evitar una catástrofe, Darunia se introdujo en el interior de la Minas Goron para dar muerte al dragón con la legendaria arma de sus ancestros, el Martillo Megatón.

Gorleone: Pero nuestro gorolíder todavía no ha vuelto. Hace gorodías que entro en el volcán. Tememos por su gorovida.
Xavi: Un dragón ¿eh? En fin, yo salvaré a vuestro líder y derrotaré a ese dragón. Eso si, siempre que me deis vuestro permiso para entrar en las Minas Goron.
Los ancianos guardaron silencio, dudando.
Gorleone: ¡Goro de acuerdo! Me gorofío de ti. Me recuerdas a un goroguerrero que murió a manos de Ganondorf.
Xavi: ¿En serio? Ni idea de quien hablas. ^^””

  • Entre en las minas, sin revelar mi identidad, hacerlo a los Goron era arriesgado. Las minas eran mucho más calurosas que la primera vez que entre. La lava se movía, mientras que rocas caían del techo. Me fui moviendo, siguiendo la inmensa energía del dragón Volvagia. Tuve que deshacerme de mis ropas largas y negras, pues iba a salir ardiendo de lo contrario. Tras unas horas, superando los peligros de la lava, llegué al cráter del volcán. Allí el gran dragón Volvagia mantenía bajo sus garras a un Darunia inconsciente.

Xavi: Mierda...
Xavi sale corriendo a la piedra central del cráter, donde estaba el dragón.
Evey: ¡Xavi, no te precipites! ¡No es un rival como los anteriores!
Xavi dio un gran salto y saco su espada, mientras caía dirección al dragón, levantando su espada.
Xavi: Evey, coge a Darunia y el martillo, y aléjate.
Evey quedó sorprendida por la tonalidad tranquila con la que hablaba Xavi. Fue entonces cuando cumpliendo con los deseos de Xavi, saltó de su hombro y tomó su forma humana. Al llegar Evey al suelo, Xavi concentró su energía en la Espada Maestra una vez más y soltando un fuerte grito cortó la pata del dragón que sostenía a Darunia. Evey tomó a Darunia y se alejó. Volvagia soltó un gran grito de dolor que fue oído hasta en Kakariko.
Xavi: ¡Hey dragón estúpido! ¡No te creas que porque estés en tú terreno!....... ¡¡¡Puedes confiarte!!!
Volvagia reacciona lanzando una ráfaga de fuego, que Xavi esquiva.
Xavi: (Pensando) Mierda... ese fuego es tan intenso que no puedo detenerlo con mi espada.
Volvagia comienza a volar y escupir fuego contra Xavi, el cual lo esquiva y provoca cortes a Volvagia. El dragón también lanza rocas contra Xavi, pero la sigue esquivándolas y provocando cortes. Cuando parece que Volvagia comienza a debilitarse por perder sangre, se introduce de lleno en la lava.
Xavi: ¿Se cree que soy estúpido?
De repente, de la lava resurge Volvagia, sin un solo rasguño y con la pata que había perdido restaurada.
Xavi: ¿¿¡¡QUÉ!!??
Volvagia comenzó a atacar con más furia. Xavi seguía esquivando, pero había comprendido que con ataques como los de antes no mataría a Volvagia. Debía de dar un golpe mortal para matarlo.
Evey: (Grita) ¡¡Xavi, la cabeza!! ¡¡Clávale la espada en la cabeza!!
Xavi: ¡Claro!
Apoyándose en la pared ardiendo durante un instante, Xavi salta sobre la cola del dragón. Recorriendo su cuerpo de un extremo a otro, esquivando las garras y el fuego abrasador mientras el dragón hace girar su cuerpo, Xavi consigue llegar hasta la cabeza.
Xavi: ¡¡MUERE!!
Concentrando el poder en su espada suelta un duro golpe sobre la cabeza de Volvagia. Pero... para el horror de Xavi, la Espada Maestra es incapaz de atravesar la dura roca que protege el rostro de Volvagia. Xavi paralizado por la sorpresa, es incapaz de esquivar un golpe de una garra de Volvagia, estrellándose contra la roca ardiente del suelo. Xavi se levanta lo más rápido que puede, con la espada abrasada.
Xavi: Mierda... Tiene que haber una forma de atravesar esa roca.
Xavi trata de pensar en algo mientras esquiva los ataques de Volvagia.
Evey: Mierda, como Xavi siga así se cansará y será un blanco fácil.
Es entonces cuando Darunia agarra la pierna de Evey.
Darunia: Sólo un fuego tan abrasador como el del propio Volvagia puede fundir ese tipo de roca.
Evey: Entonces... (Grita) ¡¡Xavi!! ¡¡Utiliza su propio fuego para fundir la roca de su cabeza!!
Xavi: (Sonríe)
Xavi se queda quieto, esperando el ataque de Volvagia. El dragón levanta su cola y la lanza sobre Xavi, es entonces cuando Xavi da varios pasos hacia atrás mientras corta el suelo de forma horizontal con su espada. Cuando la cola de Volvagia golpea el suelo, se levanta a modo de trampolín, lanzando a Xavi hacia Volvagia.
Xavi: ¡¡¡¡Ya eres mío!!!!
Una vez más, recorriendo el cuerpo del dragón, Xavi esquiva los ataques. Cerca de la cabeza, Volvagia lanza una última bocanada de fuego, que Xavi esquiva, pero deja que su espada sea alcanzada por el fuego. La Espada Maestra queda incandescente por la fuerza del fuego del dragón. Xavi con un salto final, vuelve a concentrar su energía sobre su espada y ayudado por fuego que había calentado la hoja, atraviesa la cabeza de Volvagia.
Evey: ¡¡!SI!
Tras un ensordecedor grito de Volvagia, el dragón explota y se desvanece, al igual que la actividad volcánica y las nubes tóxicas que cubrían la Montaña de la Muerte.
Darunia: Bravo Xavi, no esperaba menos del héroe elegido por las diosas.
Xavi: Da... Darunia, tú eres...
Darunia: El Sabio del Fuego. Gracias por ayudar a los míos, Xavi... otra vez.

  • Volvimos donde los Ancianos Goron. Cubierto con mis ropas negras una vez más me despedí de los Ancianos Goron.

Gorleone: Nuestra gorogratitud será eterna. Pídenos cualquier gorocosa que podamos gorohacer por ti.
Xavi: Bueno... ese Martillo Megatón... me vendría muy bien.
Gorrigui: Ese es el gorobjeto que venías gorobuscando.
Goramoto: Es tuyo, goro.
Gorleone: A partir de gorohoy, te llamaremos gorohermano.
Xavi: Me temo que eso es imposible.
Gorons: ¡¡¿Qué?!!
Xavi: (Levanta su manga mostrando una pulsera Goron) Hace tiempo que me distéis ese mismo título.
El misterioso guerrero desaparece, dejando a los Goron sorprendidos y dubitativos.
Gorleone: (Pensando) Suerte... Xavi.

  • Descendí de la montaña, esquivando guardias. Luego me reuní con Aria y Yaz. Mientras Evey curaba mis heridas, Yaz comenzó a familiarizarse con su nueva arma, la verdad, nunca imaginé que el resultado llegará a ser tan destructivo. Decidimos pasarnos por Kakariko, sólo para escuchar a los enemigos, a ver que rumores contaban. Yo por mi parte, fui a una posada. Allí había muchos Ferrus, pero no me interesaba lo que hablaban. Así que Evey y yo decidimos empezar a llegar a cabo el plan de nuevas identidades.

Evey: (Sobre el hombro de Xavi como un gato) Ahora que hemos despertado al cuarto de los cinco sabios, es un buen momento para poner en práctica esa idea.
Xavi: Si... Ocultaremos nuestros rostros, nos ganaremos el respeto del pueblo y nuestros enemigos nos temerán.
Evey: Sólo nos hace falta un nombre con el que darte a conocer.
Xavi: Un nombre... Un nombre... Un nombre............ ¡¡No se me ocurre nada!!

  • Fue entonces cuando un hombre que vestía con ropas azules, unas ropas que no eran de Hyrule, me llamo la atención. Estaba borracho y cuando se dirigía a la barra para pedir otra cerveza, tropezó con un Ferrus.

Ferrus: ¡¡Oye escoria, mira por donde vas!!
???: (Tambaleándose) ¿Escoria?... Con ese olor corporal no eres el más indicado para llamarme eso.
Ferrus: ¡¿Qué has dicho?!
Los cuatro Ferrus se levantan y sacan sus espadas.
???: Tú... eres... un tío grande. Si hasta me sacas dos cabezas y todo. Aunque eres muy feo.
Ferrus: ¡¡Como te atreves!!
Xavi lanza una silla que golpea en la espalda del Ferrus, el cual se da la vuelta cabreado.
Xavi: Vaya... perdona, se me escapó.
???: Oye Ferrus, yo que tú no dejaría que te vacilará así.
Ferrus: ¡¡¡SERÁS!!!
El Ferrus da un puñetazo al hombre borracho que sale volando por la ventada del local.
Xavi: Eso a sido muy descortés por tú parte.
Ferrus: Más vale que te cierre la puta boca con mi espada, capuchitas.
Xavi: Bueno, yo no necesito la mía para tumbaros a los cuatro.
Los Ferrus se lanzan contra Xavi, todos a la vez. Xavi salta y esquiva con facilidad a los Ferrus, apoyándose en la espalda de uno de ellos y acto seguido, con una fuerte patada, lo lanza contra la pared.
Xavi: Uno menos.
Xavi a gran velocidad golpea a un Ferrus en el estómago, atravesando su armadura y provocando que escupa sangre del impacto. El Ferrus cae inconsciente.
Ferrus: ¡¡Maldito!!
Xavi detiene la espada del Ferrus con un dedo.
Ferrus: No... No... No puede ser... Qué... ¿¡Qué eres tú!?
Xavi coge con toda la mano la espada y la parte. Con el trozo que sostiene mata al Ferrus. El último Ferrus sale corriendo de la posada. Xavi tranquilamente da unas rupias al dueño por los destrozos y luego con una velocidad terrorífica, se coloca delante del Ferrus que huía.
Xavi: ¿Ya te vas? ¿Sin despedirte?
El Ferrus estaba paralizado por el miedo, con los ojos muy abiertos, las pupilas empequeñecidas, y la boca abierta produciendo sonidos extraños. Xavi zancadillea al Ferrus que cae de espaldas y luego Xavi pisa su pecho, atravesando la armadura y apretando un poco.
Ferrus: Quien... ¡¡¡¿¿¿Quién demonios eres???!!!
Xavi: Me conocen como....... el Rey Sombrío. No voy a matarte, pero tienes que hacer una cosa por mí.
De entre las ropas Xavi saca una especie de garra afilada que lanza al lado del Ferrus.
Xavi: Esta “uña” formaba parte del dragón Volvagia, dile a tus superiores que el Rey Sombrío... ha matado a Volvagia. Y esa es la prueba, aunque siempre podéis subir a la montaña a comprobarlo.

  • En ese mismo instante nació el Rey Sombrío.

To be continued...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar