Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Call of Destiny: Cap 34/El Camino de Xavi (Parte 3)

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Xavilogo1.png
Capítulo 34: El Camino de Xavi (Parte 3)
  • Como Kakariko se había convertido en una ciudad-fortaleza, tras armar aquel revuelo, tuvimos que salir rápido de allí. Ya que habíamos levantado sospechas, aprovechamos y robamos unos cuatro caballos. Montados a ellos, salimos fácilmente de Kakariko. Mientras descansábamos a la espera de la noche, Aria me preguntó.

Aria: Esto Xavi... si somos tres, y Evey siempre va como una gata... ¿Por qué hemos robado cuatro caballos?
Xavi: Digamos que... es una inversión para el futuro.
Aria: Si tú lo dices :l

  • Para Aria fue una respuesta estúpida y sin sentido, pero ella no podía percibir que aquel borracho al que había salvado en la posada, nos seguía. La energía pura que sentía de él me hacía pensar que en el futuro se uniría a nosotros, aunque prefería esperar para ver lo que hacía aquel extraño personaje. Aquella misma noche, Evey y yo seguimos nuestra conversación de la posada.

Evey: Rey Sombrío, ¿eh? Es un buen nombre, ¿cómo se te ha ocurrido?
Xavi: La verdad, se me vino a la mente en cuanto me preguntó el Ferrus.
Evey: Si que te inspira la batalla jajaja.
Xavi: Pues si jaja. Bueno, ahora ya han despertado a cinco de los sabios. Sólo queda el sexto de ellos.
Evey: Recuerda las palabras de Rauru, “uno en un bosque, en una montaña, en el fondo de un lago, en la casa de los muertos y en una diosa de la arena.”
Xavi: (Tras pensar las palabras de Evey) Sólo me queda aquel sabio en una diosa de la arena... ¿Sabes lo que significa, verdad?
Evey: Sí... el Desierto Gerudo.
Xavi: No tengo miedo a entrar allí, si hay alguien que puede hacer tal cosa, soy yo.
Evey: Creo que sería algo imprudente hacer algo así.
Xavi: Tú siempre dices lo mismo de mis ideas. ¬¬
Evey: Piénsalo Xavi, Ganondorf sabe que alguien esta despertando a los sabios, ya que rompiste el sello que mantenía a Resizel. Seguro que sabe que uno de los sabios se encuentra en Gerudo y no dudará en intensificar la guardia de allí. Además, hace poco oímos que Ganondorf últimamente frecuenta mucho Gerudo.
Xavi: Lo que dices tiene sentido...
Evey: Necesitaríamos obligar a Ganondorf a no poder centralizar sus tropas en focos, hacer que despliegue a sus hombres en una búsqueda por todo Hyrule. Que busque a alguien capaz de hacer temblar la imagen de invencible que se ha construido.
Xavi: (Sonríe) Ya veo por donde vas, eres una gata muy lista.
Evey: El Rey Sombrío, si conseguimos que esa falsa identidad sea temida por Ganondorf y de esperanza al pueblo, entonces Ganondorf la perseguirá como un loco, desprotegiendo el Desierto Gerudo.
Xavi: Facilitando mi entrada...
Evey: ¿Y bien, cuál es nuestro próximo objetivo?
Xavi: (Se levanta y toma su espada) Demos una razón para hacer temblar a nuestros enemigos y esperanzar a nuestro aliados. Demos fama al Rey Sombrío.

  • Expliqué mis intenciones a Yaz y Aria, quienes decidieron seguirme. Pero antes de empezar, aún debía de resolver un pequeño asunto. Un día, paramos a descansar en un manantial. Era un día caluroso, así que tomamos un baño en aquella agua cristalina, de los pocos lugares que quedan limpios en Hyrule. Mientras nos refrescábamos, aquel borracho que nos seguía, se aproximo a nuestras cosas...

???: ¿Dónde demonios estará? ¡Ajá! (Coge la Ocarina del Tiempo de Xavi) Increíble... Es realmente la Ocarina del Tiempo. (amazed)
Sin que aquel personaje se diera cuenta, Xavi se colocó detrás suya y puso la Espada Maestra en su cuello.
Xavi: Yo que tú me lo pensaría dos veces antes de buscar entre nuestras cosas.
Aria y Yaz se acercaron tomando sus armas.
???: (Traga saliva) Tranquilo, no es lo que parece, no soy un vulgar ladrón.
Aria: ¿¡Crees que somos idiotas!?
???: (Deja la Ocarina del Tiempo) Hay que decir que ese Shunpo tuyo es impresionante, héroe.
Xavi: Vaya, hacia tiempo alguien no llamaba por su nombre a mi técnica de velocidad. (Retira la espada) ¿Cuál es tú nombre?
???: Me llamo Zer, y como habrán deducido por mis ropas, no pertenezco a Hyrule, provengo de la tierra de Labrynna.
Xavi: Dime Zer, ¿por qué nos has estado siguiendo? ¿Y por qué has tomado mi ocarina?
Zer: ¿Sabías que te seguía? (pokerface)
Xavi: Sí.
Zer: Increíble... Pues verás, tengo una deuda contigo, me has salvado. Y antes de ponerme a tú servicio, quería comprobar si iba a servir al gran héroe de la leyenda. Esa ocarina lo demuestra.
Aria: ¡No te creo!
Yaz: Xavi, ¿el ladronzuelo tiene una aura buena, verdad?
Xavi: Sí.
Zer: El que me llamen ladrón sin serlo... la historia de mi vida u.u
Xavi: Tú no me debes nada, lo que hice por ti lo hubiera echo por cualquier otro.
Zer: Insisto en ponerme a su servicio, luchar junto a un héroe es la mejor manera de limpiar mi honor.
Xavi: ¿Limpiar tú honor?
Aria: Seguro que has robado a mucha gente y por ello quieres limpiar tú honor ¬¬
Yaz: ¡Hermanita, al menos dale una oportunidad de explicarse!
Zer: Gracias. Veréis, yo antes era un guerrero al servicio de la Reina Ambi, vamos, era uno de los oficiales de la guardia real de Labrynna. Trabajé muchos años al servicio de la Reina Ambi, pero un día, mi hermano, quien no puede controlar su codicia, robó unas joyas a la Reina Ambi. Yo lo descubrí antes que cualquier otro, y a pesar de lo que había echo, era mi hermano. Él en Labrynna tenía esposa e hijos y el castigo sería la cárcel y quien sabe si incluso la muerte. Por ello, decidí dar la cara por mi hermano, conté a la Reina Ambi que había sido yo el que había robado las joyas. Al ser uno de sus oficiales, el castigo fue el exilio. La única manera de volver algún día a Labrynna es limpiando mi honor, y una buena manera es luchar junto a un héroe.
Yaz: Vaya...
Aria: No se yo si creerle. ¬¬
Xavi: Dime, ¿por qué me consideras un héroe?
Zer: He leído muchos libros sobre Hyrule, y tú tienes todas las características. Un gran poder y objetos sagrados como la Espada Maestra o la Ocarina del Tiempo. Sólo un verdadero héroe de Hyrule puede portar tales objetos.
Yaz: Te tiene calado, Xavi. e.e
Zer: Permíteme ponerme a tú servicio. (Se agacha en muestra de respeto).
Aria: ¿Éste es el mismo borracho del otro día? ._.
Xavi: (Pensativo) ¿Necesito otra espada a mi lado?
Zer: ¿Quién ha dicho que vaya a ser una espada?
Yaz: ¿No eres un espadachín?
Zer: No, soy arquero, el mejor de Labrynna por cierto.
Aria: Ya, seguro. ¬¬
Zer: Ponerme a prueba si queréis.
Zer saca de una bolsa una manzana que da a Aria, a continuación se pone de espaldas.
Zer: Lanza la manzana lo más lejos que puedas, que yo me giraré y la partiré en dos con una flecha.
Aria: ¿Qué la tire yo? No, mejor tírala tú Xavi, tienes más fuerza.
Xavi: Como quieras.
Xavi coge la manzana y la lanza fuertemente, cruzando el lago. Es entonces cuando Zer se gira, mientras saca una flecha y la coloca en su arco, tensándolo. Al estar de cara hacia donde se había lanzado la manzana, en apenas dos segundos, localizó la manzana, soltó la flecha y acertó con una precisión sorprendente, partiendo la manzana en dos partes, tal y como había asegurado.
Yaz: Increíble. O.O”
Xavi: Después de eso, no puedo decirte no.
Zer: Además, por medio de la magia, puedo lanzar flechas de fuego o hielo.
Evey: Vaya, vaya, eso si que es interesante...
Zer: ¿¡Pero que mierda!? ¡Ése gato a hablado! (pokerface)
Evey: Soy una gata. ¬¬
Yaz: Todos los que ven a Evey hablar por primera vez reaccionan igual. xD
Zer: Tengo que dejar la bebida. (derp)
Xavi: En fin Zer, bienvenido. Justamente da la casualidad de que tenemos un caballo libre para ti. (;
Aria: (Pensando) ¡Con que por eso era! (raisins2)

  • Así fue como Zer, el último del grupo del Rey Sombrío, se unió a nosotros. Tras poner al día a Zer sobre nosotros, comenzamos con un pequeño entrenamiento. Al terminar aquel entrenamiento ya estábamos preparados para la acción. Por aquel entonces estaba cerca de cumplirse cinco años de mi derrota ante Ganondorf. Buscamos en varios lugares, a ver si habían tomado en serio aquellas acciones mías en Kakariko, pero, no encontramos nada. Ganondorf quería evitar cualquier rumor sobre alguien capaz de ridiculizar a sus soldados y acabar con un monstruo como Volvagia. Por lo tanto, debíamos hacer aquella amenaza algo imposible de ocultar. Asaltamos carruajes de impuestos e incluso robamos armas de Kakariko, siempre dejando a un superviviente que contara como los asaltamos y vencimos con facilidad. El dinero que no necesitábamos lo repartíamos entre los pobres, mientras que las armas, las ocultamos.
Tras aquellos asaltos, publicaron nuestros primeros carteles de se busca. Eran una miseria, 5 millones por mí, y por los demás 2’5 millones, por lo que decidí atacar a Ganondorf donde le importaba. Seguimos a varios de los regimientos de guerreros que iba a enviar a Termina. Cada regimiento contaba con unos 300 soldados. Por medio de disfraces, confundíamos al enemigo, dando indicaciones de camino falsas, las cuales seguían y poco a poco iban separándose en grupos de menos de 50 soldados. Al llegar a esas cifras, los emboscábamos a golpe de espada o simplemente caían en nuestras trampas. Acabamos con dos de los regimientos, lo suficiente como para que un rumor se propagará por el ejército y la población. Aquello ascendió la orden de captura a unos 15 millones. Seguía siendo muy poco, así que decidimos atacar más regimientos. Ganondorf cambió la ruta de embarcación, haciendo pasar a los grupos por el Bosque de Farone, pensando que sólo atacábamos una zona, pero lo único que hizo fue favorecernos. En el bosque confundir al enemigo y atacarlo fue mucho más sencillo. Llegamos a acabar con 2 regimientos de Ferrus más, siendo un total de 600 Ferrus. Además nos colamos en Kakariko y robamos un buen número de armas. Eso hizo que el precio de nuestra captura se disparará, llegando a 50 millones. El Rey Sombrío era comentado por todos, cada vez tomaba más fuerza y mi objetivo se iba cumpliendo. Ganondorf comenzó a circular con carruajes trampa, para tratar de darnos caza, intensificó las guardias de los lugares más importantes y tuvo que enviar repuestos a de ejército a Termina, en otras palabras, movilizó parte de su ejército de Gerudo. Era mi oportunidad, debía meterme allí y despertar al último sabio. Sin decir nada a mi grupo, los lleve cerca del inicio del Desierto Gerudo.

Aria: ¿No estamos muy cerca del Desierto Gerudo?
Xavi: Exacto, Aria.
Zer: No me digas que... (pokerface)
Xavi: Si, es el próximo objetivo.
Zer, Aria y Yaz: ¿¿¿¡¡¡Qué!!!???
Xavi: Tranquilos, sus vidas no correrán peligro. Entraré yo sólo.
Aria: ¿¡Qué estás diciendo Xavi!? ¡¡No puedes ir sólo a ese lugar!!
Zer: Si, nadie entra a ese lugar y vuelve para contarlo, hasta un forastero de Labrynna como yo lo sabe.
Xavi se gira hacia el desierto, encarando su marcha. De espaldas dice...
Xavi: No me sigan pase lo que pase. Espérenme, pues les prometo que volveré.
Yaz: (Agarra a Xavi del brazo) ¡¡ Ni hablar, iremos contigo!!
Xavi pone su mano sobre la cabeza de Yaz, sonriendo.
Xavi: Perdóname.
Xavi da un débil golpe con unas esporas del Bosque de Farone en la cara de Yaz, la cual cae inconsciente.
Aria y Zer: ¡¡¡XAVI!!!
Xavi: Escúchenme, no me queda otra que hacerles dormir, así me aseguro de que no me sigan.
Xavi con una velocidad que ni Zer ni Aria pueden percibir, hace lo mismo con ellos.
Xavi: Evey... por una vez... cuídate de otros que no sean yo.
Evey: (Se transforma en humana) Sabes que puedes confiar en mi. ;P
Xavi sonríe y se voltea, comenzando a andar hacia el desierto.
Evey: ¡¡Xavi!!
Xavi se detiene y mira a Evey.
Evey: Vuelve, por favor.
Xavi sonrió y tras volver a voltearse, siguió andando hacia el Desierto Gerudo.

  • Durante los siguientes días, me movía por el desierto, siempre procurando hacerlo en la noche. Agudizaba mis poderes para poder sentir alguna energía pura, pero casi todas eran malignas. Donde sentía energías puras era en la Fortaleza Gerudo, aunque todas ellas eran de Gerudos que eran controladas por el cristal de las brujas Birova. Según las palabras de Rauru, el último sabio estaba dentro de una diosa de la arena. No terminaba de entenderlo, así que decidí dirigirme a la Fortaleza Gerudo, donde podría liberar del hechizo a alguna Gerudo que me ayudara. Tras dos noches desde que me separe de Evey y los demás, llegué a la Fortaleza Gerudo. Me preguntaba a mi mismo como estarían mis compañeros, esperaba que no se hubieran tomado muy a pecho mis acciones.

Yaz: Ay... mi cabecita... T.T
Evey: Veo que por fin despiertan.
Zer: Joder... esto es peor que una resaca...
Aria: Serás borracho. ¬¬
Yaz: ¡¿Y Xavi?!
Evey: Hace dos noches que entró en el Desierto, volverá dentro de otras dos. Pero no os preocupéis... volverá...

  • Disminuyendo mi energía y usando un sigilo propio de un Sheikah, entré en la Fortaleza Gerudo. Ese lugar se había vuelto mucho más siniestro desde la última vez que estuve allí. Todavía se podían observar algunos daños en la estructura de la fortaleza de la batalla de Ganondorf y Resizel. La vigilancia era muy estricta y a menudo paseaban a presos. El silencio era quebrado por los gritos de los presos que eran torturados, unos gritos que me hacían estremecer. De entre todas las Gerudo, buscaba a Nabooru en concreto. Tras localizar su energía, la estuve observando, esperando a que quedara sola. El cristal rojo en su cabeza la seguía controlando, a ella y y todas las Gerudo. Con paciencia, al final Nabooru se retiró a sus aposentos. Tras ella, entré yo.

Xavi: (Pensando) Pobre Nabooru, sólo las diosas saben que atrocidades te han obligado hacer.
Nabooru se sentó frente a un espejo, peinándose. Fue entonces, cuando mientras se miraba en aquel espejo, pudo ver a Xavi reflejado en él. Sorprendida, antes de que pudiera hacer o gritar algo, Xavi desenvainó la espada y con gran rapidez, quebró el cristal sobre la cabeza de Nabooru. La Gerudo volvió en si.
Nabooru: ¿Dó... Dónde estoy? ¿Qué me ha pasado?
Xavi: Ha pasado mucho tiempo, ¿no crees? (Baja la capucha que cubría su rostro) Nabooru...
Nabooru: (Boquiabierta) ¡¡Xavi!!

  • Le expliqué todo lo sucedido y que necesitaba encontrar al último sabio, según palabras de Rauru, dentro de una diosa de la arena.

Nabooru: (Pensativa) Bueno, la Diosa de la Arena es nuestra deidad... pero como iba a haber algo dentro de ella... ¡¡Ya entiendo!! ¡¡La profecía debe de referirse al Templo del Espíritu!!
Xavi: Pues será ._.
Nabooru: ¡Vamos Xavi! ¡Te llevare allí!

  • Al hacerse de día, Nabooru me disfrazó para parecer uno de los reclusos. Ella fingió todavía estar poseída por el cristal y me llevó por la fortaleza sin despertar sospechas. Como por encima de ella sólo estaba Ganondorf y las Birova, nadie le preguntaba a donde iba con un recluso. Al llegar a la puerta de la fortaleza, con un simple gesto, le abrieron la puerta. Sin problemas salimos fuera de la fortaleza, andando hacia el Templo del Espíritu que no estaba muy alejado.

Xavi: ¿Ya puedo quitarme este asqueroso disfraz? D:
Nabooru: Sí, estamos lo suficientemente lejos.
Xavi: Menos mal.
Mientras Xavi se ponía sus ropas de Rey Sombrío, Nabooru miraba de lejos la fortaleza, aunque de vez en cuando miraba furtivamente a Xavi. Cuando Xavi terminó de cambiarse, una explosión se produjo en la parte más alta de la Fortaleza Gerudo.
Nabooru: ¿¿¡¡Pero qué demonios ha sido eso!!??
Xavi: Digamos que... el Rey Sombrío ha dejado un regalito. Pero tranquila, la coloqué donde no afectará a tus Gerudos.
Nabooru: Si quieres ganar fama, con eso, seguro que llegan a ofrecer más dinero por ti que por cualquier rebelde. Sin contar a Zelda, claro.

  • Con los enemigos de la fortaleza confundidos por la explosión, Nabooru y yo tranquilamente llegamos al Templo del Espíritu. El templo estaba construido dentro de una especie de montaña, aunque no era muy alta. En su parte frontal, sobre la entrada del templo, había una gran imagen de la Diosa de la Arena tallada en la misma piedra.

Xavi: Con que a eso se refería...
Nabooru: Si, aunque no sé que sabio vamos a encontrar ahí dentro.

  • Los dos entramos al templo, avanzando por él. Nabooru me contó que aquel templo era en la antigüedad un lugar de refugio, pero luego pasó a ser un templo en honor a la Diosa de la Arena. Conforme avanzábamos por el templo, muchas imágenes en honor a la Diosa de la Arena podían verse. Finalmente llegamos a una sala. Nada más poner un pie en ella, sentí una magia muy poderosa.

Nabooru: ¿Sucede algo, Xavi?
Xavi agarra a Nabooru y da un salto, esquivando un rayo mágico que es dirigía a ellos.
Xavi: (Susurrando) Mierda, con que pueden esconder su energía.
???: Jijiji. Si que es bueno éste Rey Sombrío, ¿no crees Koume?
Koume: Y que lo digas Kotake, ha sido capaz de sentirnos nada más acercarnos a él.
Xavi: Hermanas Birova...
Nabooru: ¡¡Malditas brujas!! ¡Vuestro oscuro corazón ya ha hecho bastante daño a las Gerudo!
Kotake: Ésta chica es una mala hablada.
Koume: ¡Y que lo digas Kotake! ¿Así nos pagas el que no te matáramos hace cinco años?
Kotake: Has sido una chica muy mala al ayudar al enemigo...
Koume: Vamos a tener que castigarte...
La sonrisa maligna de las hermanas Birova desaparece cuando sienten como la fuerza de Xavi, o el Rey Sombrío para ellas, gana una fuerza tremenda.
Xavi: Vosotras dos... putas brujas... ¡¡¡¡Vosotras matasteis a sangre fría a Jolene!!!!
Kotake: ¿Jolene?
Koume: Aquella Gerudo que ayudo a los rebeldes hace cinco años.
Kotake: ¡¡Ah sí!!
Koume: La edad te pasa factura.
Kotake: ¿¡Peor qué estás diciendo Koume!? ¡Si tenemos la misma edad!
Koume: Ahora que lo pienso, ¿cómo sabe el capuchas que hace cinco años hicimos eso?
Xavi pone la mano sobre su capucha, para descubrir su rostro.
Nabooru: ¡¡No!! ¡No seas tan imprudente!
Xavi detiene la acción gracias a Nabooru.
Kotake: Vaya, ya que nos iba a mostrar quien es realmente.
Koume: ¡Nabooru! ¡Deja de molestarnos!
Las brujas lanzan un hechizo a Nabooru, pero el ataque es interceptado por la espada de Xavi, que lo desvía sin despeinarse. Xavi coloca su espada frente a su cubierto rostro, mostrando bien a sus enemigas que espada portaba.
Kotake: No... no... ¡¡NO PUEDE SER!!
Koume: La... la... la... Espada...
Kotake y Koume: ¡¡ESPADA MAESTRA!!
Xavi: Antes de morir, brujas, os prometo que os enseñaré mi rostro, será mi regalo de despedida.
Kotake: Tranquila Koume, seguro que es un farsante.
Koume: Sí, seguro...
Xavi: Nabooru... déjame esto a mí.
Kotake y Koume: ¡¡No seas tan chulito!!
Las brujas gemelas enviaron un poderoso rayo mágico a Xavi, el cual desvía sin esfuerzo con la espada.
Xavi: Ese ataque no merece la pena ni esquivarlo.
Al terminar sus palabras, Xavi se coloca detrás de las brujas en el aire. Las hermanas Birova no pueden reaccionar al movimiento de Xavi, el cual con un corte horizontal hiere a las dos brujas, que caen de sus escobas, dándose un talegazo contra el suelo.
Xavi: Patético ¿Y vosotras sois las temidas brujas Birova?
Kotake: Koume, hemos subestimado a éste bastardo...
Koume: Vamos a tener que hacer aquello, ¿no Kotake?
Kotake: No nos queda otro remedio.
Koume: ¡Vamos a darte una lección, capuchitas!
Xavi: Que mote tan poco currado -_-“
Las hermanas para la sorpresa de Xavi quedaron suspendidas en el aire y sus cuerpos chocaron, juntándose en uno sólo. Por medio de aquella fusión, Kotake y Koume tomaron la figura de una mujer Gerudo con cabello de fuego y hielo, de una altura dos veces mayor que la de Xavi.
Xavi: ¿Qué demonios...?
Birova: Jijiji. Prepárate para conocer nuestro verdadero poder. (Guiña)
Xavi: (Pensando) Me acaba de recorrer por el cuerpo un escalofrío. (derp)
Birova comenzó a atacar a Xavi, con dos especies de cetros, uno disparaba ataques de fuego abrasadores y el otro disparaba ataques de hielo que calaban hasta los huesos. No obstante, Xavi conseguía esquivar cada uno de los ataques.
Birova: ¡Maldita sea! ¡Es muy rápido!
Xavi, tras esquivar varios ataques se acercó a las brujas por la espalda, y con un salto preparó un Golpe de Gracia.
Birova: No quieras terminar tan rápido, cariño.
Birova reacciona al ataque de Xavi, esquivándolo y acto seguido lanzando hielo que congela los brazos y espada de Xavi.
Xavi: ¡Mierda!
Birova lanza un hechizo de fuego que Xavi esquiva.
Birova: Vaya, encima que quería ayudarte. (Guiña)
Xavi: .____.“
En eso, Nabooru aparece de la nada provocando un corte en la espalda de Birova, la cual grita por el dolor.
Birova: ¡¡¿Por qué no puedes estarte quietecita?!!
Birova lanza un hechizo de fuego que da de lleno a Nabooru, la cual cae inconsciente.
Xavi: ¡¡NABOORU!!
Birova: Así estará mejor. Bien, ahora... (No termina la frase)
Xavi concentrando gran parte de su energía en brazos y espada, rompe el hielo que lo rodeaba, quedando liberado.
Birova: ¡¡¡¿¿¿QUÉ???!!!
Xavi clava la Espada Maestra en el suelo y frente a ella, toma su Ocarina del Tiempo y comienza a tocar.

Xavi: (Pensando) Sabio del Fuego, Darunia, da el poder del volcán a mi espada.
Birova: ¿Qué se supone que hace ahora? ¡¡Un momento!!
De repente, la Espada Maestra comenzó a iluminarse, como si fuese imbuida por el fuego de Volvagia una vez más. Xavi guardó su ocarina y tomo la espada.
Xavi: Acabemos con esto.
Birova: ¿De verdad crees que por calentar tú espada puedes hacernos algo? Que mono, en fin ¡Toma esto para bajarte los humos!
Birova lanza un ataque de hielo, que Xavi, sin moverse de su sitio, destroza con su espada.
Birova: ¡¿Qué?!
Birova decide enviar un nuevo hechizo, pero esta vez de fuego. Xavi una vez más, sin moverse de su sitio, absorbe el ataque de fuego con su espada.
Birova: No... no... no puede ser...
Xavi: ¡¿Has comprendido ya el por qué estás acabada?!
Xavi carga contra la bruja, quien se desespera y comienza a lanzar ambos hechizos sin parar. Xavi despeja o absorbe con su espada todo hechizo que acerca a él. Al aproximarse a Birova, con su mano izquierda libre, Xavi desvía un ataque de hielo son su poder vital hacia los pies de Birova, los cuales quedan congelados, dejando atrapada a la bruja.
Birova: ¿¡Qué es esto!? ¿¿¡¡Quién eres tú!!?? ¿¿¿¡¡¡Cómo eres tan poderoso!!!???
Xavi: Y como te prometí, antes de matarte, te enseñaré mi rostro.
Xavi se quita la capucha, mostrando su identidad, dejando a Birova boquiabierta.
Birova: Tú... tú eres aquel que casi vence a...
Xavi: Ganondorf... ¡¡¡¡¡Ahora desaparece!!!!!
Xavi da un gran salto delante de la inmóvil Birova, y con corte de arriba hacia abajo, parte en dos a la bruja, que mientras desaparece, se separa en las dos hermanas, las cuales terminan desapareciendo entre gritos de dolor.
Xavi: Eso es por ti, Jolene. Gracias por salvarnos aquella vez...
Nabooru: Y gracias a ti por salvarnos esta vez.
Xavi: ¡¡Nabooru!!

  • Con la derrota de Birova, Nabooru despertó como la sexta sabia, la Sabia del Espíritu, la última que me faltaba por despertar.

Nabooru: Gracias Xavi, éste es el preludio de la liberación de las Gerudo. Es una lástima que seas tan joven, eres un chico muy apuesto. (Guiña)
Xavi: (Se sonroja un poco)
Nabooru: Cuando llegué el momento, te prestaré mi poder. Salva a las Gerudo, Xavi, acaba con Ganondorf.

  • Mi misión en Gerudo había terminado, por lo que volví con mis compañeros. Ya había cumplido todo lo que me había pedido Rauru, controlar la Trifuerza del Valor, conseguir la Espada Maestra y la Ocarina del Tiempo y despertar a los sabios, en otras palabras, estaba preparado para mostrar al mundo que estaba vivo.

Aria: ¡Mirad! ¡¡Es Xavi!!
Todos van a saludar a Xavi, excepto Evey, que sonríe apoyada en un árbol.
Yaz: ¡Sabía que podías hacerlo tú solito!
Xavi: Claro, por eso me vi obligado a dejarte inconsciente. ¬¬
Zer: ¡¡Vamos a celebrarlo!! (Saca unas cuantas botellas alcohólicas)
Aria: (Tumba a Zer y lo pisotea) ¡¡Serás borracho!!
Evey: No hay tiempo para relajarse.
Xavi: ¿Qué sucede, Evey?
Evey: Rauru me ha informado de que algunos rebeldes están asaltando carruajes de Ganondorf. Ellos son unos 5, y son comandados por un Sheikah pelirrojo.
Xavi: ¿Sheikah pelirrojo? (Pensando) ¡¡Brett!!
Evey: Corren el peligro de caer en una de las trampas de Ganondorf.
Xavi: ¡¡Vamos chicos, muévanse!!

  • A toda prisa fuimos a Farone. Antes de llegar sentí la energía de Brett y los demás en dirección a Malaca. Comprendimos que seguíais uno de los carruajes de impuestos. Pronto, en el camino a los Dominios Zora, encontramos el carruaje y podía sentir la energía de Brett y los demás acechando. Aquel carruaje no era una trampa, pero como comprendí que necesitabais el dinero, lo asaltamos para facilitar las cosas. Así también haría que los rebeldes comenzaran a creer en el Rey Sombrío. Tras asaltarlo, demostrar nuestro poder y daros el dinero, pudimos tomarnos un descanso. Los rebeldes habíais vuelto a la Arboleda Sagrada, por lo que viajamos un poco para comprobar la repercusión de mi incursión en Gerudo. El resultado fue muy satisfactorio, 90 millones, 15 millones más pedían por mi que por el mismísimo líder del ejército rebelde. Recuerdo que incluso celebramos aquello, pero, me despisté. Fue entonces cuando percibí que el grupo de Brett volvió a salir de Farone. Para cuando os alcancé, habíais caído en una trampa, pero aún así pude salvaros, a todos menos Linik. Desde aquel momento, mis esfuerzos se centraron en salvar a Linik, pero cuando estábamos pensando en un plan, anunciaron su ejecución. Yo sabía que aquello era un señuelo, Ganondorf quería atraerme, pero, me estaba subestimando. También vi una oportunidad perfecta para mostrar al mundo que yo seguía vivo.

Xavi: A partir de ahí, ya conocéis la historia.
Todos los que estaban en la sala y habían escuchado la historia de Xavi quedaron callados, pensando en los muchos obstáculos que Xavi había superado para llegar hasta ellos.
Xavi: Supongo que esta historia resolvió todas sus dudas. La verdad, ha sido un camino muy duro, todo para volver con vosotros. Lo único que lamento, es todo el sufrimiento que han tenido por mi culpa.
Nadie sabe que decir, pero Ashley se levanta de su asiento, se coloca delante de Xavi y lo abofetea. Xavi se queda sorprendido, sin parpadear por la acción.
Ashley: ¡Eso es por esa tontería de que nos has causado sufrimiento!
Xavi: Ashley...
Acto seguido, Ashley abraza a Xavi, intentan retener sus lágrimas.
Ashley: Y esto... por cumplir tú promesa y volver a mi lado...
Xavi deja caer un par de lágrimas y devuelve el abrazo a Ashley. Cuando termina de abrazarse con Ashley, los demás también lo abrazan.
Zelda: Por fin, la esperanza que tanto pedíamos, ha vuelto. Y lo más importante, tú con ella, Xavi.
Javi: ¡Bien! ¡¡Vamos a patearle el culo a ese mal nacido de Ganondorf!! (allthings)
Todos: ¡¡Seee!! ¡¡Así se habla!!
Brett: ¡Pero antes!
Josex: ¿Qué pasa Brettcy? (derp)
Brett saca de su brazo la insignia de capitán del ejército y se la ofrece a Xavi.
Brett: Aquí el único que ha hecho el juramento de capitán eres tú, Xavi. Tú eres el verdadero capitán.
Xavi: Brett, yo no puedo aceptar esa banda.
Brett: ¡No jodas Xavi! ¡Tú eres el que pone en jaque a Ganondorf! ¡Es tú deber llevarla!
Alme: ¡Bien dicho Brett! (allthings)
Xavi: ¿Qué opinas princesa?
Zelda: Lo que opinan mis consejeros.
Perícleo: Como dice Brett, tú debes guiarnos en la batalla.
Javi: ¡¡Así que coge la maldita banda de capitán de una vez!!
Xavi toma la banda de capitán, aunque le cuesta ponérsela en el brazo.
Ashley: ¡Déjame a mí, torpe! Mucho vencer enemigos, pero sigues siendo un desastre ¬¬
Ashley coloca la banda a Xavi, mientras este se sonroja un poco y los demás se ríen.
Ashley: ¡Ya esta!
Xavi: Bien, ¡¡Que Ganondorf se prepare!!
Todos: ¡¡Seee!! (allthings)
Xavi: Aunque antes, un descansito de unos días no estaría mal. ^.^”
Todos caen al suelo ante la respuesta de Xavi
Bono: ¡Tengo una idea! ¡¡Qué tal una fiesta para liberar tensiones y así celebrar la vuelta de Xavi!!
Xavi y Josex: Suena bien. (amazed)
Zelda: Buena idea Bono, mañana comenzaremos con los preparativos. Hoy ya es tarde.

Ese ha sido el largo viaje que Xavi a recorrido durante cinco años, pero finalmente ha vuelto con los suyos. ¿Será éste el preludio de la derrota de Ganondorf? ¿Qué pasará entre Ashley y Xavi?

To be continued...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar