Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Seik: The Legendary Arrow/Capítulo 01

< The Legend of Seik: The Legendary Arrow

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios2 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Capítulo 01: Leyendas Misteriosas (Parte: 1)Editar

Puedes leer el capítulo anterior dándole click aquí!


Sombrío: ¿Pescas algo Favian?

Favian: Aquí no hay peces, no pica nada. Es imposible entregarle ese pez al señor.

Seik: Cogeremos ese pescado como que me llamo Seik.

Leik: Que yo sepa Seik no es de pescado. (Se mofa de Seik y ríe)

Seik desenfunda su espada y le pega en la cabeza con el mango

Seik: Ya te vale.

Sombrío: Eso dolió. (Ríe)

La caña de Favian de pronto se mueve bruscamente. Él intenta mantenerla pero el pez se resiste, tenía una fuerza grandisima.

Seik: ¡Vamos todos!

Los tres se lanzan a coger la caña, igualmente el pez intenta escapar, aunque... Parecía que fuera un pez realmente grande o gigante incluso.

Leik: ¡Aguanten!

Leik desenfunda un machete que tenía en su bolsa y se lanza al agua, quería clavar el cuchillo al pez para tneerlo de una vez. El pez realizó un movimiento muy bruco y Favian, Seik y Sombrío soltaron la caña, en ese momento leik se agarró al pez y este fue a toda marcha por el agua. Los dos se sumergieron y el pez cada vez iba más al fondo. A Leik no le quedaba mucho tiempo para seguir sin respirar, por lo tanto sin ver, le apuñaló al pez. Rápidamente le clavó una vez más el machete hasta que el pez dejó de nadar. Leik fue nadando lo más rápido posible hacía la superficie, pero ya era demasiado tarde... Pero para su suerte, su hermano le agarró el brazo y le sacó del agua.

Seik: ¡Leik, respira! (Golpea su pecho) ¡Vamos! (vuelve a golpear su pecho)

Leik: (Escupe agua) Org... Gracias a las Diosas que viniste a salvarme.

Seik: ¿Y qué iba hacer? (Sonríe) Por cierto, hemos conseguido el pez gracias a ti. (Le da la mano para que se levante)

Favian: (Coge el pez con sus manos) Es enorme.

Sombrío: Creo que viene el señor por allí.

Todos se levantan y acudan al señor. Cuando se reunen le enseñan la gran carpa colosal.

Señor: ¡Vaya! ¡No me lo puedo creer, es la Carpa Jein!

Leik: Exacto. Y bien que nos costó pescarla.

Señor: ¡Muchas gracias!

Seik: ¿Nos dejas usar el cañón?

Señor: Os dejaría, pero hay un pero. Los últimos clientes que vinieron, el cañón falló y ellos nos demandaron al Castillo de Hyrule, no nos pusieron multa pero hasta el próximo mes no podemos usar el cañón. Estamos haciendo todo lo posible para que funcione correctamente.

Leik: ¿Desde cuando se puede demandar?

Favian: Estos últimos formaron el parlamento, un conjunto de personas sabias que... Bueno... no sabría explicarlo.

Seik: Se podría decir que se encargan de la población y ciudadanos. Haciendo el bien, para que sea un sitio justo, más o menos.

Sombrío: Vaya, no sabía nada de eso.

Señor: Lo siento chicos, no puedo hacer nada.

Leik: Podrías averlo dicho antes. ._.

Señor: Disculpen. (Le quita el pez de las manos de Favian y se va)

Favian: Menudo morro.

Sombrío: Hum... ¿No le veían algo raro?

Seik: ¿A qué te refieres?

Sombrío: Algo inpacientado, como si tuviese mucha prisa. ¿Me explico?

Favian: Sí, tienes razón, aquí pasa algo.

Leik: ¿Y qué? No vamos a poder usar el cañón.

Sombrío: ¿Se vinen a la Caseta de la Verdad?

Seik: ¿Qué dices?

Favian: A la mierda.

Sombrío: No me tomen como loco. ._. Síganme.

Sombrío fue por algunos senderos que había en la zona, hasta llegar a un sitio pequeño pero despejado, allí había una caseta oscura, como en las ferias que hacían en Hyrule. A simple vista se podría decir que era para descubrir el futuro y esas tonterías que decían... Cuando llegaron entraron los cuatro.

¿¿??: Os esperaba.

Seik: Sí...

¿¿??: Soy la pitonisa Fate.

Sombrío: ¿Podrías hacernos un favor?

Fate: Ya sé por qué acuden a mí. Escuchen... Si quieren llegar a vuestro objetivo, por el cañón deberán pasar, el cual está penalizado por lo que ustedes saben, bien... Si quieren montar en el cañón dberán esperar un mes como os dijieron, si no, escalar vosotros mismos la pendiente. Pensarán que estoy loca pero no. En el fondo del mar se encuentra un templo, con cuatro espadas, cada una designada para cada uno de vosotros. El portador de la Lance Sword podrá escalar esa pendiente sin ningún esfuerzo, su escudo le puede dar una velocidad asombrosa limitada por 20 segundos. Suficiente para escalar toda la pendiente, encuanto a los demás, deberán hayar en el mismo templo el Cristal de Teletransportación, con él subiera. Deberán pasar el templo antes de que salga la bella luna y conseguir las armas. De lo contrario, quedarán atrapados para siempre.

Seik: Me gusta las misiones extremas. ¿Cómo llegamos al templo?

Fate: Con la Ocarina Dieux.

Seik: Esa ocarina me pertenecía.

Fate: Lo sé, tómala. (Le entrega la ocarina)

Seik: Gracias.

Favian: Supongo que hay que tocar una melodía, pero ¿cúal?

En ese momento una bola de humo explota y la pitonisa desaparece.

Leik: ¿Tanto le costaba decírnoslo?

Sombrío: No es por eso, ¡Cuidado!

Un caballero golpea a Leik, Sombrío corre hacía él y lo cubre con su espada. Los dos chocan su espadas una y otra vez, luego Sombrío le pega una patada, un puñetazo y le clava en el pecho la espada. Luego los cuatro salieron de la caseta.

Leik: ¡Vienen más!

Los cuatro cargaron contra unos 10 soldados. Seik saltó hacía un soldado, pegó un espadazo para retirar la su espada, y le hizo un corte en el cuello. Sombrío pegó patada a su hombro, puñetazo a su cara y corte en su pecho. Favian saltóa a su espalda y le hizo una estocada en el estómago. Quedaban 6 soldados. Seik cargó contra tres a la vez. Primero esquivaba sus ataques sin parar, y se puso en medio de dos soldados, cuando atacaron, Seik saltó y se clavaron ellos dos sus espadas. Luego en el aire, pateó la cabeza del otro soldado y le hizo un corte horizontal y otro vertical. Sombrío, hizo un corte a la pierna de un soldado, pegó patada a otro, le cortó la cabeza al otro y le hizo dos ataques verticales al confuso. Favian corrió hacía otro, pegó patada, cabezazo y le clavó la espada en el pecho.

Favian: ¿De dónde salen estos tíos?

Sombrío: ¡Miren allí! Es el señor del cañón.

Seik sin pensarlo corrió a toda velocidad a por él, los demás le siguieron.

Leik: ¡Cuidado Seik! Vienen más soldados.

Sombrío: ¿Oigan vieron alguna vez a Seik tan... "Fuerte"? (Sigue corriendo)

Leik: Ni yo mismo, está bastante afectado...

Favian: Ahora no es el momento de hablar de esto. (Corre aún más deprisa)

Seik agarró su espada más fuerte y sin detenerse saltó hacía un soldado, le golpeo con su espada, rodó por el suelo, le cortó el pecho a otro, esquivó, saltó y hizo una taque horizontal. Aún más aumentó la velocidad y rodaba por debajo de las piernas de los soldados. El último soldado llevaba un martillo muy pesado, el restro del grupo luchaba contra los soldados y acaban con ello lo más rápido posible. El soldado atacó con un ataque vertical a Seik, este saltó, subió a su martillo y caminó por el palo del arma, pateó la cabeza del soldado, saltó a su espada, realizó un ataque horizontal. El soldado se dió la vuelta, Seik rodó por debajo de las piernas y volvió a realizar un ataque horizontal, luego saló y realizó un ataque vertical para acabar con él.

Sombrío: Terminó con ese soldado en un minuto, ha cambiado mucho. (Golpea a soldados)

Leik: Tan solo quiere que recuperemos a nuestra familia. Seik si se trata de la familia curiosamente, desarrolla una fuerza algo sobrenatural. (Salta y realiza un corte vertical a un enemigo)

Seik finalmente guardó su espada y se lanzó hacía el señor, le hizo un platage y calleron al suelo. Favian, Sombrío y Leik terminaron con todos los soldados y llegaron junto a Seik.

Señor: Eh... Hola. (Sonríe)

Seik: ¿Qué está pasando aquí?

Señor: ¡Acaguaka!

Esa palabra pareció ser un hechizo el cual hizo que Seik saliera por los aires y cayera al agua. El señor rápidamente fue corriendo hacía el cañón.

Favian: ¡No!

El señor montó en el cañón y se disparó hacía el desierto. Después el cañón explotó y todos cayeron al agua.

Seik: Él está relazionado con todo esto. (Flota en el agua)

Leik: Debe ser un secuaz del que robó la flecha e hizo piedra a nuestros padres...

Favian: Volvamos con la pitonisa, ella tuvo que irse por los ataques de esos soldados misteriosos.

Sombrío: Sí, tienes razón.

El grupo volvió a la caseta donde se encontrava la pitonisa, y allí estaba, sentada...

Fate: Seik, no debes ir por este camino.

Seik: ¿Qué camino?

Fate: Ya lo verás, yo solo te advertí.

Leik, Favian y Sombrío se miraron como si ellos entendieran a la perfección lo que ella decía.

Leik: Bueno, estamos aquí para preguntarte quién era esa gente.

Fate: Son los soldados del parlamento. Aunque mejor dicho, los soldados sucios del parlamento. El parlamento es todo un saco lleno de mentiras, son enemigos de todos, son mosntruos en cuerpos de humanos. Kalargay es el culpable de todo.

Favian: ¿Es a quién buscamos?

Fate: Para nada, él solo es una marioneta. Os aconsejo de que no vayan al desierto, no vayan primero a por las especies para recuperar a vuestros padres.

Seik: ¿Cómo que no? ¡Son mis padres!

Leik: ¡Seik, haz caso a la pitonisa! Ella sabe como solucionar esto, no digas tonterías sin sentido.

Fate: No vayas por ese camino.

Seik: (Algo enojado) ¿Otra vez con eso? ¿Qué diablos significa?

Fate en ese momento se levanta y rebusca en una jaula en la cual a simple vista se podría decir que está vacía. La pitonisa agarró algo que estaba en la jaula, luego pornunció unas palabras y se volvió visible. Parecía que fuera un hada.

Fate: Ella os ayudará, se llama Talim. Yo debo marchar.

El hada se acercó a los 4 y los sobrevoló lentamente. La pitonisa de nuevo desapareció entre humos morados y azules, como el color del mar en la noche oscura.

Talim: Hola chicos. Me llamo Talim, os ayudaré en vuestra aventura. 

Sombrío: ¿A dónde debemos ir?

Seik: Un momento, antes la pitonisa nos habló sobre ese templo, y lo dijo como si hiciéramos bien en ir al desierto. ¿Por qué ahora nos ha dicho lo contrario?

Talim: Porque Kalargay antes se encontraba en el desierto, pero ahora mismo está llegando al parlamento de Hyrule. Debeis ir a por él, él os puede dar información del personaje que hizo a vuestros padres piedra.

Sombrío: Eso me gusta más. Ella dijo que con la ocarina llegaríamos al templo.

Talim: Sí, cierto. Os ayudaré a entrar, una vez consigan vuestras armas iremos a Hyrule.

Los 5 salieron de la caseta y fueron al inmenso lago. Cuando llegaron al centro del lago Talim formó una notas musicales con el polvo de hada que soltaba al flotar. Seik las tocó y formó un remolino el cual los tragó llevándolos al templo.

Favian: Vaya, es muy bonito.

Seik: ¿Y? Vamos de una vez a por las espadas.

Favian cayó por la bordería de Seik. Sombrío, Favian y Leik se quedaron por atrás de Seik para no estorbarle y ni que hicieron algo que no le gustara a Seik. Talim se apoyó en el hombro de Seik y le empezó a hablar, ellos observaron que intentaba que noe stuviese tan duro, enojado y borde. Pero de nada servía. El grupo andando por el empiezo del templo llegaron a una sala más grande de lo que era el pasillo. Había una puerta con algo escrito arriba.

Leik: ¿Alguien entiende lo que pone?

Talim: Antigüo Hyrule, dice...

Seik: ¡Qué más da! Crucen la puerta y ya está, tenemos prisa.

Sombrío abrió la puerta y salió disparado hacía la pared quedando inscociente. Era un enemigo, o eso parecía, enía un aspecto parecido al de un bufón. El enemigo lanzó una bola de fuego aunque de color verde a Leik, el cual lo esquivó. Por sus ataques se podía deducir que era un mago.

Seik: ¡Acabaré contigo!

El enemigo, agarro la espada de Seik y lo lanzó por los aires. Luego agarro a Favian y a Leik y los hizo dormir. Seik estaba en la esquina de la sala algo dolorido observando como sus amigos caían frente al mago. El bufón se acercó a Seik e hizo aparecer las estatuas de piedra de los padres de él. Entonces los ojos de Seik se abrieron, el bufón con magia levantó a Seik y lo dejó paralizado. Ascto después invocó una espada que su hoja era de fuego rojo. Colocó las estatuas de pie y levantó la espada. Seik asustado comenzó a llorar un poco. El bufón se disponía a ejecutar a los padres de Seik y Leik, pero Talim como hada que es, lanzó una bola de un tono amarillo brillante que hizo que el mago se echara atrás. Seik intentaba moverse pero no podía. Entonces Talim le dijo... "No vayas por ese camino" y él al fin le entendió. No tenía que estar enfadado y serio, no debía ser borde y tan solo pensar en él, en recuperar a sus padres. Leik compartía el mismo dolor que Seik, sin embargo, siempre hacía lo que podía y estaba contento, pensando en positivo y pensando en los demás.

Seik: ¡Vamos!

Seik logró moverse, cargó contra el buzón. El primer golpe fue una estocada.

Seik: Esto por Hyrule.

El bufón atacó, pero el evadió y saltó realizando un ataque vertical.

Seik: ¡Esto por mis amigos! ¡Y esto...!

Seik velozmente realizó un ataque horizontal en la cara del mago.

Seik: ¡Por mis padres!

El mago bufón salió disparado hacía la pared y literalmente explotó en llamas negras y moradas. Se podía observar que del ojo derecho de Seik salía una corta llama rojiza y poderosa. El verdadero poder por su familia y amigos era este, y no la de antes cuando luchó contra los soldados. Esta es su verdadera fuerza.


Capítulo 01: Leyendas Misteriosas (Parte: 2)Editar

Después de que Seik acabara con el mago los demás se despertaron, aunque seguían algo confusos por los ataques el bufón. Seik les explicó todo lo que pasó y todos se miraron contentos, se podría decir que el verdadero Seik volvió. El grupo siguió avanzando por el templo.

Leik: ¿Y cómo llegamos hasta la puerta? Está a demasiada altitud.

Sombrío: Podríamos usar el gancho, se agarraría al saliente y treparíamos.

Leik: Debe a ver otra manera, con nuestro peso y lo fino que es el sobresaliente se podría desenganchar el gancho, y caeríamos al agua con las sañarip.

Seik: Debe a ver un mecanismo de poleas o algo. Explorémos la sala.

Favian se acercó a un interuptor que había en el suelo, pero su peso no era capaz de pulsarlo. Todos miraron a los alrededores por si veían algún bloque y Leik dio con unas botas que se podía ver que eran de hierro.

Leik: Esto nos puede servir chicos.

Seik: ¿Son de hierro?

Favian: Sí, con esto podremos pulsarlo, dámelas.

Favian se puso las botas de hierro y pulsó el interuptor, el nivel del agua subió hasta la puerta, pero seguía habiendo sañarip, peces parecidos a las pirañas. Toda la sala estaba inundada excepto por los alrededores del interuptor que apretó Favian con las botas.

Sombrío: ¿Y ahora qué?

Seik: Ahora podemos utilizar el gancho.

Seik lanzó el gancho y se quedó enganchado en un sobresaliente de la puerta. El grupo midó asustado a Seik mientras escalaba la cuerda. Antes dijieron que la cuerda no soportaría el peso de ellos seguramente, por lo tanto estarían en las mismas. Seik sin ningún problema llegó hacía la puerta y entró.

Favian: ¿Y nosotros qué? Podría esperarnos.

Mientras dudaban entre qué hacer se escuchó un sonido de un engranaje. El nivel del agua bajó y aparecieron visiblemente unas escaleras desde la puerta hasta ellos. 

Seik: Ahora sí pueden subir. xD

Sombrío: Pinche Seik, ya nos quedamos un poco "pokerface".

Finalmente el grupo subió por las escaleras y llegaron a la sala siguiente, que era un estrecho pasillo. Caminaron por el pasillo y Seik notó que nunca terminaban de andar hacía la puerta, era como uan ilusión óptica.

Seik: He visto este mismo tubo como unas 4 veces, no estamos avanzando.

Sombrío: ¿Quiéres decir que es una ilusión?

Seik: Posiblemente sí.

Leik: ¿Y si caminamos hacía atrás? Si caminamos hacía delante y no llegamos, caminando hacía atrás podríamos llegar.

El grupo probó la teoría de Leik y sin ninguna duda llevaba razón. Consiguieron llegar a la puerta y pasar posiblemente a la penúltima sala, esta era pequeña y había un acertijo escrito en la puerta con garrotes.

Favian: Creo que sta es la penúltima sala.

Talim: Yo diría que es la antepenúltima sala.

Seik: Bueno, vamos con el acertijo. Dice así: "Invisible pero visible, fuerte pero débil, la tiene todo humano no es órgano, tampoco sentido ¿qué es?"

El grupo se quedó atónito, no sabían qué decir. Pasearon por la sala dándole al coco y pensando en alguna respuesta. Pero era inútil.

Leik: Veamos... Algo invisible los sentimientos, visible se puede referir a que se nota lo que hace, los sentimientos pueden ser fuertes y débiles, todos lo tienen y no es un órgano y si tampoco es un sentimiento...

Seik: El alma.

Cuando Seik pronunció la respuesta los barrotes se quitaron y la puerta se abrió hacía arriba. Podían presenciar las nuevas armas que iban a adquirir.

Seik: Cada una nos pertenecerá a uno de nosotros.

La espada verde con escudo se llama Lacen Sword la cual la adquirió Seik. La espada llave llamada Espada de Dragón le perntenecía a Favian. Los cuchillos de la luz y la oscuridad iban hacía Leik y la Espada Gray la adquirió Sombrío.

Sombrío: Vaya, me siento bastante poderoso con esta nueva espada.

Seik: Sí, cada una estaba destinada a nosotros, son nuestras armas creadas para nosotros.

Favian: No quiero interrumpir, pero en cuestión de minutos la luna saldrá.

Talim: ¡Usen el Cristal de Teletransportación!

Leik: ¿Dónde está?

Sombrío: Allí. ¡Vamos!

Sombrío corrió hacía el pilar donde se encontraba el cristal, cuando estaba cerca se lanzó y al tocarlo todos se teletransportaron de nuevo al Lago Hylia. Cuando abrieron los ojos de nuevo estaban cayendo en el aire hacía el lago.

Seik: ¿No querían repetir? Pues ala. xD

Sombrío: Seeeee (Gritando por el aire)

Leik: ¡Bomba! xD

Todos cayeron al agua y cuando fueron a la superficie nadaron hacía el puente flotante. Una vez en tierra firme descansaron un poco tumbados en la hierba.

Seik: (Suspirando) Justo a tiempo.

Favian: (Con la respiración entre cortada) Ya no puedo más. xD

Sombrío: Mejor que descansemos, y mañana por la mañana vayamos hacía el Castillo de Hyrule.

Leik: Sí, mejor. Hoy ya fui mucha aventura. xD

...CONTINUARÁ...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar