Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio: Capítulo 1

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios2 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS Cap.1.jpg

Era un día como otro cualquiera en el Rancho Romani. Un chico de 10 años llamado Sergio trabajaba día a día llevando cajas, ordeñando vacas, repartirndo leche en Ciudad Reloj, etc... junto a Cremia y Romani.

Cremia: ¡Buenos días, chicos!

Romani y Sergio: ¡Buenos días!

Romani: ¿Dónde estabas, hermana? Me tenías preocupada.

Cremia: Lo siento, he ido a Ciudad Reloj a por un regalo para Sergio.

Sergio: ¿Para mí?

Cremia: Exacto (Sacando el regalo). Aquí tienes, considéralo como una recompensa por tanto esfuerzo.

Sergio lo abrió. Dentro había una espada.

Sergio: ¡Es una espada, y además tiene dos filos!

Cremia: Si, ya casi no quedan espadas como esa.

Romani: ¿A que es genial? Ahora podrás practicar para ser un gran espadachín.

Sergio: Ya lo creo. Muchas gracias, Cremia.

Cremia: No hay de qué :)

Sergio: ¿Me dejas practicar con ella?

Cremia: Está bien, pero no te alejes mucho.

Sergio se fue a practicar al fondo del rancho.

Al día siguiente éste se fue a la ciudad a ganarse unas cuantas rupias haciendo trabajos. Mientras, en el rancho...

Romani: Uf, cómo cansa esto de ordeñar.

Cremia: Tómate un descanso, ya sigo yo con el resto.

Romani: Gracias, hermana.

Romani se dirigía a la casa, pero...

???: Chica, espera un momento.

Romani: ¿Quién eres tú?

???: Me llamo Dark Sergio y soy la contraparte oscura de tu hermano. ¿Podrías decirme adónde ha ido?

Romani: ¿Y por qué lo quieres saber?

Dark Sergio: Da igual, tú dímelo.

Romani: No te lo diré, estoy segura de que no tienes buenas intenciones.

Cremia oye la discusión y se acerca.

Cremia: ¿Qué está pasando aquí?

Romani: Este chico se llama Dark Sergio. Dice ser la contraparte oscura de Sergio y le está buscando. No sé para qué, pero seguro que es para algo malo.

Cremia (mirando a Dark Sergio): Lo siento, pero no te diremos dónde está. >:(

Dark Sergio: No me obliguéis a hacer algo que no quiero. Os lo estoy preguntando amablemente.

Romani: Tú le estás buscando para hacerle daño, y no pensamos permitirlo.

Dark Sergio: No quería hacer esto, pero no me dejáis otra opción.

Dark Sergio chasqueó los dedos y debajo de Romani apareció un charco oscuro en el que empezó a hundirse.

Cremia: ¡Romani!

Romani: ¡Hermana!

Cremia intentó sacar a Romani del charco tirando de ella, pero no lo consiguió.

Dark Sergio: Puedes tirar todo lo que quieras, jamás conseguirás sacarla... salvo que me digáis dónde está Sergio.

Cremia: Da igual lo pesado que te pongas, no te lo diremos.

Dark Sergio: Lo siento, pero se me ha acabado la paciencia.

Dark Sergio volvió a chasquear los dedos y Romani siguió hundiéndose.

Romani: ¡Hermanaaaaaa!

Cremia: ¡¡¡Romani!!!

Romani se hundió del todo y el charco oscuro desapareció.

Cremia (enfadada y empezando a llorar): ¡¿Qué has hecho?!

Dark Sergio: Tranquila, no la he matado, sólo la he llevado a otro sitio. Ah, y dile a Sergio que le espero en el Templo del Gran Pantano.

Dark Sergio chasqueó los dedos y desapareció entre la oscuridad. Inmediatamente Cremia se arrodilló y comenzó a llorar desconsoladamente.

Mientras tanto, con Sergio...

Sergio: Qué bien sienta ganar rupias trabajando :)

Pero cuando llegó al rancho vio a Cremia llorando.

Sergio: ¡Cremia!

Cremia: ¡Sergio, ha sido horrible!

Sergio: ¿Qué ha pasado, Cremia?

Cremia: Ha venido un tipo muy parecido a ti buscándote. Romani y yo pensamos que quería hacerte daño y no le dijimos que estabas en Ciudad Reloj para protegerte, pero se la ha llevado.

Sergio: ¿Y sabes hacia dónde fueron?

Cremia: Si. Están en el Gran Pantano.

Sergio: ¿El Gran Pantano?

Cremia: Si, eso dijo aquel tipo.

Sergio: Espera aquí, enseguida vuelvo.

Sergio entró en la casa y salió de ella con la espada que Cremia le regaló en la espalda.

Sergio: Iré a rescatar a tu hermana.

Cremia: ¿De verdad? ¿Harías eso por mí?

Sergio: Por supuesto. Puede que no sea muy bueno manejando la espada, pero tampoco pienso quedarme de brazos cruzados viéndote sufrir.

Cremia (abrazándole y llorando más): ¡Muchas gracias, eres un cielo!

Sergio: No hay de qué, pero mejor dámelas cuando traiga a tu hermana.

Cremia (secándose las lágrimas y sacando algo): Ten, necesitarás esto.

Sergio: ¿Un arco?

Cremia: Si, lo estuve fabricando estos días. Pienso que te será muy útil.

Sergio: Gracias. Y anímate, ya verás como traigo a Romani de vuelta.

Y después de decir esto, Sergio se fue corriendo.

Cremia: ¡Ten cuidado!

Sergio salió del rancho y de repente chocó con alguien.

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar