Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio: Capítulo 40

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS Cap.40.png

Sergio y Sherlyn cruzaron el portal blanco y llegaron a la Plataforma Sagrada. Entonces apareció el Jefe de las Tierras Celestiales.

Jefe Tierras Celestiales: Sergio, en nombre mío y de los demás dioses queremos darte las gracias por derrotar a Hades y salvar las Tierras Celestiales.

Sergio: No hay de qué.

Jefe Tierras Celestiales: Ahora voy a hacerte entrega del último fragmento de piedra.

El jefe de las Tierras Celestiales chasqueó los dedos y frente a Sergio aparecieron un fragmento de piedra de color blanco.

Sergio: ¿Y ahora qué tengo que hacer?

Jefe Tierras Celestiales: Tienes que dejarlas en el Interruptor Sagrado, que se encuentra en algún lugar de Términa.

Sergio: Vale.

Volvió a aparecer el portal blanco de antes, Sergio y Sherlyn lo cruzaron, llegaron a la entrada del Palacio de los Dioses y se quedaron mirándolo fijamente. Entonces también apareció el jefe de las Tierras Celestiales.

Jefe Tierras Celestiales: ¿De verdad creéis que nuestro palacio es tal y como lo habéis visto?

Sergio: La verdad es que no.

Sherlyn: Yo tampoco pienso eso.

Jefe Tierras Celestiales: Entrad.

Sergio y Sherlyn entraron al palacio y vieron que la sala principal no tenía colores oscuros. En la primera planta había habitaciones y una terraza en la parte delantera de la sala central. En la segunda planta estaba la habitación del jefe. Tras ver todo el palacio bajaron a la planta baja.

Sergio: Este palacio es increíble.

Sherlyn: Y que lo digas.

Jefe Tierras Celestiales: ¿Os gusta? Aquí es donde realmente vivimos.

Sherlyn: ¿Y qué va a pasar con aquella mansión que nos mostraste la otra vez?

Jefe Tierras Celestiales: Lamentablemente quedará desocupada.

Sergio: Qué pena...

Jefe Tierras Celestiales: Vamos a la parte trasera del palacio. Necesito que Sergio me ayude.

Sergio: ¿En qué?

Sergio, Sherlyn y el jefe de las Tierras Celestiales fueron a la parte trasera del palacio, donde aún estaba la entrada al Inframundo.

Jefe Tierras Celestiales: Necesito que me ayudes a sellar el acceso al Inframundo.

Sergio: ¿Qué tengo que hacer?

Jefe Tierras Celestiales: Coge el Medallón de Luz y apunta con él a la entrada del Inframundo. Mientras, yo utilizaré mis poderes.

Sergio: Está bien.

Sergio sacó el Medallón de Luz y apuntó con él a la entrada del Inframundo. El jefe de las Tierras Celestiales estiró sus brazos apuntando a la entrada del Inframundo, y salió un replandor de luz de ellos. Entonces la entrada del Inframundo desapareció.

Jefe Tierras Celestiales: Ya está. Por cierto Sergio, ¿os apetecería a ti y a tu amiga quedaros aquí esta noche? Así podréis iros mañana con las pilas cargadas.

Sergio: ¿Seguro que podemos?

Jefe Tierras Celestiales. Por supuesto, qué menos para quien acaba de devolver la paz a este sitio.

Sergio: A mí me parece bien. ¿Y a ti, Sherlyn?

Sherlyn: Por mí vale.

Ese mismo día por la noche, en una de las habitaciones de la primera planta...

Sherlyn: Esta cama es comodísima.

Sergio: Ya ves. Oye, ¿dónde crees que estará el Interruptor Sagrado?

Sherlyn: Ni idea, puede estar en cualquier parte. Va a ser como buscar una aguja en un pajar.

Sergio: Bueno, vamos a descansar y ya mañana empezamos a buscar.

Mientras tanto, en otro lugar...

???: Un dios derrotado por un simple humano. ¿Aún sigues pensando que no era un inútil?

???: Debo reconocer que tenías razón, no me quise dar cuenta de que había estado ayudando a un inútil. De haberlo sabido ni me hubiera acercado allí.

???: Bueno, da igual. Cambiando de tema, ¿qué vamos a hacer ahora? Ese chico ha conseguido los cuatro fragmentos de piedra.

???: Si, y según tengo entendido, tiene que colocarlos en el Interruptor Sagrado. Es un interruptor que nadie sabe dónde está.

???: ¿Y nosotros qué hacemos?

???: Ese chico estará buscando ese interruptor por toda Términa, y entonces seremos libres para llevar a cabo nuestro plan.

???: Oye, pues es verdad.

???: Mañana comenzará una nueva era, en la que sólo podrán sobrevivir los seres oscuros.

El encapuchado y su hada gris rieron maléficamente.

Al día siguiente, en las Tierras Celestiales...

Sergio: Bueno, pues me marcho.

Jefe Tierras Celestiales: Espera, antes de irte devuélvenos el Medallón de Luz y la Espada de los Dioses.

Sergio sacó el Medallón de Luz y se lo devolvió. También se sacó la espada de la espalda y se la devolvió.

Sergio: Aquí tienes.

Jefe Tierras Celestiales: Muchas gracias. Espero que tengas suerte en la búsqueda del Interruptor Sagrado.

Sergio: Gracias, hasta otra.

Sergio se puso la Espada Dorada en la espalda y mientras él y Sherlyn se dirigieron a la salida de las Tierras Celestiales...

Sergio: Bien Sherlyn, ¿por dónde empezamos a buscar?

De repente Sherlyn se quedó parada.

Sergio: ¿Estás bien, Sherlyn?

Sherlyn: Presiento que algo malo está ocurriendo en Ciudad Reloj.

Sergio: ¿Qué?

Mientras tanto, en Ciudad Reloj...

El encapuchado de marrón y su hada estaban en lo alto de la Torre del Reloj contemplando a los ciudadanos.

???: Pobres ilusos, ni se imaginan lo que les va a pasar.

???: ¿Entonces empezamos ya?

???: Por supuesto.

El encapuchado saltó y se puso en la plataforma que estaba justo debajo del reloj y su hada fue tras él.

???: ¡Atención terminianos, escuchadme todos! Desde hoy comienza una nueva era en la que sólo podrán sobrevivir los seres oscuros, asi que marchaos cuanto antes.

Todos los que estaban ahí se rieron.

???: ¡¿Qué os hace tanta gracia?!

Dueño Tienda de Armas: Anda niño, mejor vuelve a tu casa y no molestes a los mayores.

Dueño Tienda de Curiosidades: Vete a tomarle el pelo a otra gente, payaso.

???: Conque payaso, ¿eh?

El encapuchado se quitó el traje marrón. Resultó ser Dark Sergio.

Dark Sergio: Muy bien, ríanse todo lo que quieran, pero quien ríe el último ríe mejor. ¿Quieren saber por qué? Porque ahora yo tomo el control de esta ciudad.

Dark Sergio chasqueó los dedos y toda la ciudad se volvió oscura. Entonces aparecieron Neosombras y todo el mundo echó a correr hacia la salida, pero Dark Sergio cerró el acceso con rejas.

Dark Sergio: Si queréis salvar vuestras miserables vidas, iros por la zona este.

Todos echaron a correr a la zona este. Allí...

Cremia: ¿Eh? ¿Adónde van todos?

De repente aparecieron dos Neosombras delante de ella y echó a correr.

Cremia: ¡Aaaaaaaahhhhhhhhh!

Una vez fuera...

Cremia: Uf, por muy poco... Un segundo. ¿Y mi hermana? ¡¿No estará...?!

Mientras tanto, en el Lavadero...

Tres Neosombras estaban delante de Romani y los Bomber. Estos les dispararon con sus cerbatanas y lograron aturdirlos.

Jefe Bomber: ¡Ahora, salgamos corriendo!

Los Bomber salieron corriendo, Romani lo intentó pero las Neosombras despertaron y le cortaron el paso. Los Bomber se dieron cuenta y dispararon con sus cerbatanas, pero no les quedaba munición.

Bomber: No tenemos munición. ¿Qué hacemos, jefe?

Jefe Bomber (suspirando): Lo siento por ella, pero...

Entonces los Bomber salieron corriendo.

Romani: ¡Esperad, no me dejéis aquí, ayudadme!

Las Neosombras se acercaron a Romani y ésta tocó la campana que tenía detrás.

Romani: ¡Socorro, que alguien me ayude!

Entonces la puerta de la casa del Lavadero se abrió.

???: ¡Deprisa, entra!

Mientras Romani corría hacia la puerta...

Romani: Hermano, ¿dónde estás? Date prisa, por favor.

En la parte sur de la ciudad...

Dark Sergio: Muy bien, ahora comienza mi reinado de terror >:D

???: Cuenta conmigo para ayudarte.

Dark Sergio: Por supuesto, Nelly. Juntos podríamos gobernar incluso el mundo entero.

Dark Sergio y Nelly rieron maléficamente.

Volviendo con Sergio y Sherlyn...

Sergio: ¿Estás segura de que está ocurriendo algo en la ciudad?

Sherlyn: No del todo. De todos modos no me hagas mucho caso, a lo mejor es sólo mi imaginación y en realidad no está pasando nada.

Sergio: No. Antes de buscar nada iremos a Ciudad Reloj para asegurarnos de que todo está bien.

Sherlyn: Está bien, vamos a la ciudad.

Sergio y Sherlyn se fueron de las Tierras Celestiales y del Cementerio Ikana y llegaron al Campo de Términa. Entonces vieron a todos fuera de la ciudad.

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar