Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio: Capítulo 41

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS Cap.41.png

Sergio y Sherlyn se fueron de las Tierras Celestiales y del Cementerio Ikana y llegaron al Campo de Términa. Entonces vieron a todos fuera de la ciudad.

Sergio: ¿Qué hacen todos fuera?

Sherlyn: Una de dos: O se han enterado de todo y nos están dando la bienvenida o mis peores presagios se han cumplido.

Sergio y Sherlyn llegaron a la entrada este de la ciudad.

Cremia: Gracias a Dios Sergio, menos mal que estás aquí.

Sergio: ¿Qué ha pasado?

Cremia: La oscuridad se ha apoderado de la ciudad. Hay seres oscuros por todas partes.

Sergio: ¿Qué? ¿Y quién lo ha hecho?

Cremia: No lo sé, la verdad.

Dueño Tienda de Armas: Yo no sé exactamente quién es, pero te puedo asegurar que se parece muchísimo a ti.

Sergio: ¿A qué te refieres con eso?

Dueño Tienda de Armas: Es igual que tú, pero más o menos del mismo color que esos seres. Además, al principio apareció con un traje marrón.

Sherlyn: ¿Cómo dice?

Sergio: Asi que era él. ¡Lo sabía!

Cremia: ¿Estáis diciendo que el que ha llenado la ciudad de esos seres es el mismo que raptó a mi hermana?

Sergio: Si, Cremia. Según la descripción que ha dado el dueño de la Tienda de Armas, es él.

Cremia: Ese malnacido...

De repente aparecieron los Bomber saliendo de la ciudad.

Cremia: Sois vosotros. ¿Dónde está mi hermana?

Jefe Bomber: Pues verás, resulta que... se ha quedado en el Lavadero.

Cremia: ¿Me estáis intentando decir que la habéis dejado a merced de esas cosas? >:(

Jefe Bomber: No exactamente, lo que pasa es que...

De repente Cremia se agachó y le agarró de la camiseta.

Cremia: Te juro que como le haya pasado algo...

Anju: Tranquila Cremia, cálmate.

Cremia: Mi hermana ha podido ser atacada por esos seres. ¿Cómo quieres que me calme?

Sergio: Hermana, suéltale. Te lo pido por favor.

Finalmente Cremia desistió, le soltó y se levantó.

Cremia: Que conste que lo he hecho porque tú me lo has pedido.

Sergio: Cuéntanos. ¿Por qué la dejaste sola? Seguro que tuvisteis una buena razón.

Jefe Bomber: Verás, les aturdimos con nuestras cerbatanas y pudimos escapar de ellos, pero tu hermana no. Intentamos darles otra vez con la cerbatana, pero como no teníamos munición, nos queríamos venir aquí fuera para buscar un poco y así volver y ayudarla. En ningún momento la dejamos sola con mala intención.

Sherlyn: ¿La dejasteis sola sólo para eso?

Jefe Bomber: Entendedlo, ¿qué otra cosa podíamos hacer?

Sergio: Que nadie se preocupe. Yo la traeré de vuelta y aquí no ha pasado nada.

De repente a Cremia se le pasó el enfado.

Cremia: ¿Estás seguro?

Sergio: Totalmente, y no volveré aquí sin ella.

Anju: La ciudad se ha vuelto muy peligrosa. Te advierto que tengas mucho cuidado.

Sergio: Tranquilos. Durante mi aventura me he enfrentado a un montón de peligros, pero como podéis ver he salido ileso, asi que me adentraré a buscar a Romani por muy peligroso que sea.

Jefe Bomber: Eres muy valiente, no le tienes miedo a nada.

Sergio: Cómo se suele decir, no es valiente el que no tiene miedo sino el que lo afronta. Y otra cosa, lo que te ha hecho mi hermana no se lo tengas en cuenta, está preocupada por su hermana, eso es todo. Verás como cuando la traiga se le pasa.

Jefe Bomber: Vale.

Cremia: Ten cuidado, por favor.

Sergio y Sherlyn se adentraron en la ciudad, que tenía los dos accesos a la parte sur bloqueados, el de al lado de la Tienda del Cofre del Tesoro por oscuridad y el de al lado de la Posada del Puchero por unas rejas.

Sergio: Desde luego, no va a ser nada fácil llegar hasta Romani.

Sherlyn: Recuerdo que cuando me enseñaste la ciudad me dijiste que en la parte norte estaba la Gran Hada. Podríamos ir a preguntarle cómo quitar estas rejas, a lo mejor ella lo sabe.

Sergio: Buena idea.

Mientras, en lo alto de la Torre del Reloj...

Nelly: Dark Sergio, mira quiénes están ahí.

Dark Sergio: Vaya vaya, pero si son mis dos amiguitos.

Nelly: ¿Qué hacemos? ¿Les atacamos ya?

Dark Sergio: No, dejemos que se diviertan un poco. Luego ya veremos lo que hacemos con ellos.

Volviendo con Sergio y Sherlyn...

Sergio derrotó a algunas Sombras y logró llegar a la parte norte. Sin embargo, el acceso a la parte sur estaba también bloqueado por oscuridad.

Sergio: El acceso por aquí también está bloqueado.

Sherlyn: Vamos a la fuente.

Sergio y Sherlyn entraron a la Fuente de la Gran Hada y ésta apareció frente a ellos.

Gran Hada: Bienvenidos a mi fuente, chicos. ¿En qué puedo ayudaros?

Sergio: La ciudad ha sido invadida por la oscuridad y unos de los accesos a la parte sur está bloqueado por unas rejas. Queremos saber cómo podríamos quitarlas.

Gran Hada: Debes de tener mucho valor para adentrarte en la ciudad teniendo en cuenta cómo está ahora. Para abrir esas rejas deberás derrotar a los enemigos que aparezcan. ¿Pero para qué quieres atravesar esas rejas?

Sergio: Mi hermana se ha quedado atrapada en esta ciudad y tengo que ir a salvarla.

Gran Hada: Bueno, pues que tengáis mucha suerte. Y espero que logres salvar a tu hermana.

Sergio: Gracias.

Sergio y Sherlyn salieron de la Fuente de la Gran Hada y fueron a la parte este. Fueron a la zona de las rejas y aparecieron tres Neosombras. Una de ellas intentó arañar a Sergio, pero logró esquivarla y le dio cuatro espadazos. Acto seguido se ocultó en un charco oscuro y salió a la superficie, pero Sergio la esquivó. Sin embargo...

Sherlyn: ¡Cuidado!

Las otras dos intentaron arañarle, pero logró esquivarlas y derrotar a la Neosombra con la que estaba luchando de cuatro espadazos más. Derrotó a las otras dos y las rejas que bloqueaban el acceso a la parte sur desaparecieron.

Sergio: Vamos allá.

Sergio y Sherlyn accedieron a la parte sur. Sin emabrgo, la parte de abajo estaba bloqueada por oscuridad por ese lado y por el del acceso a la parte oeste.

Sergio: No se puede acceder a la parte de abajo.

Sherlyn: Pues habrá que ir por detrás de la Torre del Reloj, no hay otra.

Sergio y Sherlyn avanzaron y vieron un interruptor de sol encima del acceso a la parte norte.

Sergio: ¿Y ese interruptor de sol?

Sherlyn: Imagino que será para quitar la oscuridad que impide el paso.

Sergio disparó al interruptor de sol con la Flecha de Luz y la oscuridad que bloqueaba el acceso a la parte norte desapareció.

Sergio: Tenías razón. Venga, sigamos.

Sergio y Sherlyn siguieron avanzando y llegaron a la parte oeste. Sin embargo el acceso a la parte de abajo se bloqueó con fuego y aparecieron tres Neosombras.

Sergio: ¿Otra vez estos?

Una de las Neosombras se ocultó en un charco oscuro y salió a la superficie provocando una onda de choque mientras que la otras intentaron arañarle, pero Sergio las esquivó y les pegó cuatro espadazos a cada una y las derrotó con el Ataque Circular. Entonces las rejas de la parte de abajo que bloqueaban el acceso a la parte sur desaparecieron.

Sergio: Vamos, cada vez estamos más cerca.

Sergio y Sherlyn siguieron avanzando y llegaron a la parte sur, pero estaba cubierta de oscuridad de tal forma que sólo podían acceder al Lavadero. Accedieron allí y Sergio se quedó mirando a la casa de Sisley.

Sergio: Tranquila Romani, ya estamos aquí.

Sergio llegó a la casa, metió la llave en la cerradura y entró en ella.

???: ¿Quién... quién es?

???: Ya está aquí.

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar