Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio 2: Capítulo 11

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS2 Cap.11.png

Al día siguiente...

Sergio: Buenos días, Nelly.

Nelly: Buenos días.

Sergio: ¿Adónde vamos ahora?

Nelly: Vamos a la Montaña de la Muerte, entre otras cosas porque nos pilla de paso.

Sergio: Está bien.

Sergio y Nelly salieron de la casa y se dirigieron a la Montaña de la Muerte, pero un guardia les paró.

Guardia: ¡Alto ahí! ¿Adónde se supone que vas, chico?

Sergio: A la Montaña de la Muerte. Tengo cosas que hacer allí.

Guardia: Lo siento, pero me temo que no puedo dejarte pasar.

Sergio: ¿Por qué no? Mire, llevo una espada y un escudo.

Guardia: Aun así no creo que sobrevivieras a las criaturas blancas que hay. Son demasiado fuertes.

Sergio: Pero...

Guardia: No insistas, si digo que no vas a pasar es que no vas a pasar. Lárgate de aquí, chaval.

Sergio y Nelly volvieron a la casa grande.

Sergio: No lo entiendo. ¿Por qué no me ha dejado pasar? Tenemos que salvar la Montaña de la Muerte.

Nelly: Lo sé y comprendo cómo te sientes, pero seamos sinceros: Aun con espada y escudo, ¿quién te va a tomar en serio siendo un niño?

Sergio: Es cierto, no me he parado a pensarlo. Tendré que entrar como adulto.

Nelly: Si no te descubre será un milagro.

Sergio se hizo adulto y él y Nelly (que se escondió en el gorro) volvieron donde estaba el guardia.

Guardia: ¡Alto ahí! ¿Adónde cree que va, señor?

Sergio: Tengo que ir a la Montaña de la Muerte para hacer unas cosas.

Guardia: Bueno, veo que va bien equipado. Adelante, puede pasar. Tenga cuidado.

Sergio: Está bien.

De pronto...

Guardia: Espere un momento.

Sergio: ¿Qué pasa?

Guardia: ¿Es mi impresión o ya le he visto a usted antes?

Sergio: ¿Por qué lo dice?

Guardia: Hace muy poco ha venido un niño con el mismo aspecto que usted queriendo ir a la Montaña de la Muerte. De hecho tiene la misma cicatriz que él.

Nelly (pensando): Adiós, ya la hemos liado.

Sergio: No sé de qué me habla, yo es la primera vez que pasó por aquí. Serán imaginaciones suyas.

Guardia: Mmmm... Tiene razón. Adelante, y perdón por las molestias.

Sergio y Nelly avanzaron y accedieron al sendero de la Montaña de la Muerte.

Nelly: De la que nos hemos librado. No me puedo creer que ese guardia se haya tragado lo que le has dicho.

Sergio: La verdad es que no me lo creo ni yo, pero lo importante es que hemos pasado.

Nelly: Es cierto. Ahora tenemos que ir a la Ciudad Goron.

Sergio y Nelly avanzaron. Tuvieron que vencer a algunos Umbríos, pero finalmente consiguieron llegar. Cuando entraron vieron que no había nadie.

Sergio: ¿Esto es la Ciudad Goron?

Nelly: Sí, aquí es. Aunque no parece haber ninguno.

Sergio: Busquemos a ver si hay alguno. Puede que aquí arriba no, pero por abajo tiene que haber alguno, estoy seguro.

Nelly: Está bien.

De repente apareció un enemigo con pies y brazos, en los cuales tenía cuatro hojas.

Sergio: ¿Qué es eso?

Nelly: Es un Asesino. Tiene la habilidad de ocultarse en el suelo, donde es invulnerable, y atacar desde ahí. Sin embargo se vuelve vulnerable cuando sale a la superficie, asi que aprovecha ese momento para atacar.

El Asesino se ocultó en el suelo y cuando se disponía a atacar a Sergio...

Sergio: Voy a probar a ver si...

El Asesino atacó a Sergio, pero éste se protegió y le sacó a la superficie, cosa que aprovechó para darle tres espadazos.

Nelly: Vaya, no sabía que se le podía sacar del suelo.

El Asesino se volvió a ocultar en el suelo y atacó a Sergio, pero éste se volvió a proteger, le dio otros tres espadazos y le derrotó.

Sergio: Tenemos que encontrar a los Goron, y cuanto antes mejor.

Nelly: Sí.

Sergio buscaron a los Goron por todas partes, pero no los encontraron.

Sergio: ¿Has visto a algún Goron?

Nelly: No. ¿Y tú?

Sergio: Que va, yo tampoco. Sólo me he encontrado con unos pocos Asesinos.

Nelly: Espera un segundo. ¿Y esta puerta de aquí?

Sergio: Es verdad, ahí dentro no hemos mirado.

Nelly: El problema es que esa puerta es demasiado pesada para moverla.

Sergio: No te preocupes, déjamelo a mí.

Sergio se transformó en Goron, hizo un machaque en el suelo y la puerta se abrió. Entonces volvió a la normalidad.

???: ¿Qui... quién está ahí?

Sergio: Tranquilo, no venimos a hacerte daño.

Nelly: Menos mal, pensábamos que no encontraríamos ningún Goron.

Goron: No los encontraréis por aquí. Yo soy el único.

Nelly: ¿Qué ha pasado aquí?

Goron: Hace seis meses apareció un tipo de negro con unas cosas blancas que tenían unas habilidades que no había visto nunca. En fin, el caso es que esas cosas nos derrotaron y el tipo de negro a nuestro jefe. Los capturaron a todos, pero yo conseguí escapar. Y desde entonces he estado aquí escondido.

Sergio: Otro de los Emperadores Oscuros ha hecho de las suyas.

Nelly: Tenemos que actuar, y cuanto antes mejor.

Sergio: No te preocupes, derrotaré a ese tipo y salvaré a los demás Goron.

Goron: ¿Estás seguro? Ese tipo es bastante fuerte.

Sergio: Lo sé, y posiblemente ese tipo sea más fuerte que yo, pero esta situación no puede seguir así.

Goron: No sé quién eres, pero gracias.

Nelly: De nada. Ahora dinos adónde hay que ir.

Goron: Tenéis que ir a lo alto de la montaña. Allí encontraréis a un Goron que os dirá qué tenéis que hacer a partir de ahora. Siento no poder ayudaros.

Sergio: No importa, cuídate.

Sergio y Nelly se alejaron y la puerta se cerró. Subieron y salieron de la Ciudad Goron. Sin embargo...

???: Asi que estabas aquí. Ya decía yo que me faltaba uno.

De repente apareció un portal negro y de él salió Axel.

Goron: ¡T-tú!

Axel: Sabía que tarde o temprano te encontraría. ¿De verdad creías que podías esconderte de mí?

Goron: Seas quien seas, te vas a enterar.

Axel: Estúpido...

El Goron intentó dar un puñetazo a Axel, pero éste lo esquivó, sacó sus armas y le derrotó.

Goron: ¿Qué vas a hacer conmigo? ¿Me llevarás con los demás Goron?

Axel: No, tengo planes mejores para ti.

Axel chasqueó los dedos y la oscuridad empezó a envolver al Goron.

Goron: ¡Aaaaaaahhhhhhh!

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar