Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio 2: Capítulo 18

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS2 Cap.18.png

Sergio y Nelly salieron del cementerio y se dirigieron a su casa, pero...

???: ¡Alto ahí!

Resultó ser una chica peliverde, con una especie de vestido blanco y un sombrero rosa.

Sergio: ¿Qué quieres? Tenemos prisa.

???: ¿Se puede saber qué hacíais en el cementerio?

Nelly: No estábamos en el cementerio, solamente estábamos dando un paseo por el pueblo.

???: ¿Pero vosotros os creéis que yo soy tonta? Os he visto abriendo una de las tumbas y entrando en ella. ¿Por qué lo habéis hecho?

Sergio: Lo siento, eso no te lo podemos decir. De todos modos te aseguro que no era nada malo.

???: Claro, y voy yo y me lo creo.

Nelly: No se lo irás a decir a nadie, ¿verdad?

??? (pensando): ¡Ya sé! A lo mejor estos dos me pueden ayudar.

Sergio: ¿Se lo vas a decir a alguien sí o no?

???: Os propongo una cosa: vosotros me ayudáis a buscar a mi perro y yo no le diré a nadie lo que estábais haciendo en el cementerio.

Nelly: Perdona bonita, ¿nos estás chantajeando?

???: Si preferís que le diga a todos que estábais profanado una tumba...

Sergio: Está bien, te ayudaremos a buscar a tu perro. ¿Qué aspecto tiene?

Nelly (pensando): ¿Qué? ¿Pero éste qué hace?

??? (sacando una foto): Tiene este aspecto:

Tobi.png

Sergio: No te preocupes, te avisaremos si le vemos.

???: Vosotros buscad por la zona de la casa grande. Yo buscaré donde las tiendas.

Sergio: Está bien.

Cuando la chica se fue...

Nelly: ¿Tú eres tonto? ¿Pero por qué cedes a su chantaje?

Sergio: Ahora que nos ha descubierto, no nos conviene llevarnos mal con ella. Además, tampoco puedo quedarme de brazos cruzados sin ayudarla, me sentiría mal.

Nelly: Tal vez tengas razón, pero nosotros tenemos nuestra dignidad. Además, ¿quién te dice a ti que esa chica no iba de farol?

Sergio: No lo creo.

Nelly: Y por otro lado, ¿por qué tenemos que estar buscando un miserable perro? Como si no tuviéramos cosas mejores que hacer.

Sergio: ¿Por qué no dejas de pensar en eso y nos concentramos en buscar a ese perro? Lo único que consigues es ponerte nerviosa.

Nelly: Tienes razón. Hablemos de otra cosa.

Sergio: ¿Cuál es el siguiente lugar al que deberíamos ir?

Nelly: Al Lago Hylia. Probablemente se encuentre allí el siguiente templo.

Sergio: ¿Y eso dónde está?

Nelly: Está en la zona sur de Hyrule. Necesitaremos a Tornado para llegar allí.

Sergio: ¿Crees que allí estará otro de los Emperadores Oscuros?

Nelly: Estoy segura, me juego lo que quieras.

Sergio: Está bien, pues allí iremos.

De repente Sergio Y Nelly oyeron un ladrido.

Sergio: ¿Has oído eso?

Nelly: Sí.

Sergio y Nelly oyeron otro ladrido.

Sergio: Otra vez...

Nelly: Me parece que viene del tejado de nuestra casa. Lo que no sé es cómo vamos a llegar ahí arriba.

Sergio: Voy a probar una cosa.

Sergio sacó el Gancho y se impulsó hasta el tejado de la casa de enfrente y acto seguido se impulsó hasta el tejado de su casa. Allí vio a un perro.

Sergio (pensando): Este debe de ser el perro de esa chica. ¿Pero cómo habrá llegado hasta aquí?

Sergio se acercó al perro, pero éste se asustó y se alejó un poco de él.

Sergio: Tranquilo, no voy a hacerte daño. Puedes confiar en mí.

El perro se acercó tímidamente hacia Sergio y éste le cogió en brazos.

Sergio: Bien, y ahora vamos a llevarte de vuelta con tu ama.

Sergio sacó el Gancho y se impulsó hasta el tejado de la casa de enfrente. Guardó el Gancho y saltó hacia el suelo.

Nelly: Vaya, asi que esos ladridos eran del perro de esa chica.

Sergio: Sí. Vamos a devolvérselo.

Sergio y Nelly fueron a la zona de la tiendas, donde la chica seguía buscando a su perro.

???: Nada, por más que lo busco no lo encuentro.

Sergio: ¡Oye!

???: Ah, sois vosotros. ¿Le habéis encontrado?

Sergio: Sí, aquí está.

???: ¡Gracias, muchas gracias!

Sergio: No ha sido nada.

???: ¿Y dónde estaba?

Sergio: Estaba en el tejado de nuestra casa, la más grande de Kakariko.

???: ¿Y cómo llegaría hasta ahí?

Nelly: Buena pregunta.

???: Por cierto, ¿has dicho que esa es vuestra casa o me lo ha parecido a mí?

Sergio: Sí, nos estamos quedando unos días.

???: Ya veo... Bueno, Tobi y yo nos vamos a casa, ¿verdad que sí?

Tobi sonrió y asintió.

Nelly: ¿Tobi? ¿Ese es su nombre?

???: Sí. Bueno, hasta otra.

Sergio: Espera. ¿Y tu nombre? ¿Cuál es tu nombre?

???: Me llamo Andrea. ¿Y tú?

Sergio: Yo me llamo Sergio.

Andrea: Encantada Sergio, hasta otra.

Cuando Andrea se fue a su casa...

Sergio (bostezando): Qué sueño... Vámonos a casa.

Nelly (bostezando): Sí.

Sergio y Nelly se fueron a su casa.

Mientras tanto, en otro lugar...

Roxas: Según me han informado los Umbríos, ese chico ya sabe qué es la Trifuerza, y lo que es peor, sabe que la estamos buscando.

???: Ahora que ese chico sabe que vamos tras la Trifuerza, irá aún más decidido a acabar con nosotros.

Roxas: No podemos dejar que siga con sus jueguecitos.

???: ¿Y entonces qué hacemos?

Roxas: Me ocuparé de él personalmente. Espero que disfrute del amanecer de mañana, porque será el último que vea. ¡Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja!

Al día siguiente...

Sergio: Buenos días.

Nelly: Buenos días.

Sergio: Bueno, vámonos al Lago Hylia.

Nelly: Si, pero antes deberíamos ir a por provisiones.

Sergio: Vale.

Sergio y Nelly fueron a comprar un par de pociones rojas. Cogieron a Tornado y se fueron, pero cuando estaban a punto de salir de la ciudad...

???: ¡Sergio, espera!

Sergio: Pero si es Andrea.

Nelly (pensando): ¿Qué querrá esta ahora?

Andrea: Te estaba buscando.

Sergio: ¿A mí por qué?

Andrea: Quería pedirte perdón por lo de anoche. A mí no me va eso de chantajear, pero quería estar segura de que me ayudarías a buscar a mi perro. La verdad es que cuando me fui a la cama me sentí fatal por lo que te hice. Entenderé que no me perdones, pero te aseguro que no lo haré nunca más.

Nelly (pensando): ¿Cómo nos vamos a creer nosotros algo que no se cree ni ella?

Sergio: No te preocupes.

Andrea: ¿Eh?

Sergio: Estuvo muy mal lo que hiciste, pero el hecho de venir a pedirnos perdón está muy bien. Sin embargo no hacía falta el chantaje, te hubiese ayudado de todas maneras.

Andrea: ¿De verdad?

Sergio: Pues claro, a mí me gusta mucho ayudar a la gente. Venga, no te tortures, se ve que eres una buena chica.

Andrea (empezando a llorar): Gracias, de verdad. Todavía no me termino de creer que me hayáis perdonando.

Nelly: No te equivoques. Él te ha perdonado, pero yo todavía no.

Sergio: ¡Nelly!

Andrea (secándose las lágrimas): Déjala, entiendo cómo se siente. Cambiando de tema, ¿puedo saber adónde vais?

Sergio: Vamos al Lago Hylia.

Andrea: ¿Al Lago Hylia?

Sergio: Sí. ¿Pasa algo?

Andrea: Desde hace seis meses pasan cosas muy raras en ese lago.

Sergio: ¿Qué tipo de cosas?

Andrea: No sabría cómo explicarlo... A veces allí aparecen tipos extraños de agua.

Sergio: ¿Tipos de agua?

Andrea: O eso creo. Tampoco estoy segura realmente de lo que eran.

Sergio: Bueno, gracias por la información. Nos vamos ya.

Andrea: Vale, hasta otra.

Andrea le dio un beso en la mejilla a Sergio y se fue.

Nelly: Esa chica se está enamorando de ti.

Sergio: Te has dado cuenta tú también, ¿no?

Nelly: Sí, pero no me gusta para ti.

Sergio: Anda, vámonos.

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar