Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio 2: Capítulo 20

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS2 Cap.20.png

???: ¿Eh? ¿Qué sitio es este?

???: Vaya, por fin despiertas.

???: ¿Quién es usted?

???: Lo siento, eso no te lo puedo decir.

???: Bueno, entonces da igual. ¿Qué me ha pasado?

???: Esas cosas blancas estuvieron a punto de matarte, pero yo te salvé.

FLASHBACK

Nelly: Alejaos, no os acerquéis. Espera, ¿qué estáis haciendo? Soltadme inmediatamente. No, no me hagas daño con eso, por favor. ¡AAAAAAAAAAH!

De repente apareció un rayo de luz que derrotó a los Umbríos y Nelly cayó al suelo.

Nelly: Sergio...

Nelly se desmayó y el tipo que lanzó el rayo de luz se llevó a Tornado y a ella.

FIN DEL FLASHBACK

Nelly: Ya veo... Muchas gracias. De no ser por ti esas cosas habrían acabado conmigo.

???: No hay de qué.

Nelly: ¿Sabes qué ha sido de Sergio?

???: No lo sé. ¿Por qué no estaba contigo?

Nelly: Porque le derrotó y le capturó el líder de los Emperadores Oscuros.

???: Pues si le han capturado los Emperadores Oscuros, mal asunto. No esperes volver a verlo con vida.

Nelly: ¿Qué? ¡Pues entonces vamos!

???: No hay manera de ayudar a tu amigo. Para empezar, no hay forma de entrar en su castillo, y aunque lo consiguiéramos no tengo poder suficiente para derrotar a esos tipos.

Nelly: No puede ser, algo habrá que podamos hacer.

???: Si hubiera algo que hacer, no dudes que lo haría.

Nelly: Sergio, no...

En la entrada del Templo Kokiri...

Guardiana del Templo Kokiri: ¿Eh?

En su cabeza oyó a Sergio diciendo algo.

Sergio: Socorro... Que alguien me ayude...

Guardiana del Templo Kokiri: Ese chico está en peligro. Tengo que ir a salvarle.

La Guardiana del Templo Kokiri chasqueó los dedos y se volvió invisible. Entonces salió del bosque sin ser vista por los Kokiris. Cuando llegó a la zona del Pueblo Kakariko se encontró con el guardián del Templo Goron.

Guardián del Templo Goron: ¿Qué haces tú aquí?

Guardiana del Templo Kokiri: He oído la voz del chico que me salvó pidiendo ayuda.

Guardián del Templo Goron: Yo también le he oído, por eso estoy aquí. ¿Tienes alguna idea de dónde puede estar?

Guardiana del Templo Kokiri: No tengo ni idea, pero tengo la sensación de que los Emperadores Oscuros han hecho algo con él.

Guardían del Templo Goron: Deben de tenerle prisionero en su castillo.

Guardiana del Templo Kokiri: ¿Y dónde está ese castillo?

Guardían del Templo Goron: En la misma ubicación donde estaba antes el Castillo de Hyrule.

Guardiana del Templo Kokiri: ¿Pues a qué estamos esperando? ¡Vamos para allá enseguida!

Los dos guardianes fueron al castillo. Allí...

???: Roxas, dos de los guardianes de los templos han llegado al castillo.

Roxas: ¿Qué?

???: Lo que oyes. ¿Qué hacemos?

Roxas: Manda Umbríos contra ellos y otros para vigilar a ese chico.

???: Está bien.

Volviendo con los dos guardianes...

Guardiana del Templo Kokiri: ¿Este es su castillo?

Guardián del Templo Goron: Sí, este es. Vamos, deprisa.

Guardiana del Templo Kokiri: Espera un momento. Tenemos que tener mucho cuidado, aunque la gente no nos haya visto, puede que los Emperadores Oscuros sí.

Guardián del Templo Goron: Está bien.

Ambos guardianes entraron en el castillo y fueron sorprendidos por unos cuantos Umbríos.

Guardiana del Templo Kokiri: Tenemos compañía.

Guardián del Templo Goron: Vamos a por ellos.

Guardiana del Templo Kokiri: ¡Espinas de Hada!

Guardián del Templo Goron: ¡Tornado Feroz!

Y ambos derrotaron a los Umbríos.

Guardiana del Templo Kokiri: Sigamos.

Ambos guardianes derrotaron a los Umbríos que se cruzaron en su camino y llegaron hasta donde estaba Sergio, pero vieron a seis Umbríos delante de la celda.

Guardiana del Templo Kokiri: ¡Rayos! Esos Umbríos le están vigilando.

Guardián del Templo Goron: ¿Y qué esperabas? Era evidente que iban a reaccionar a nuestra llegada.

Guardiana del Templo Kokiri: Tienes razón. ¿Qué hacemos?

Guardián del Templo Goron: ¿Qué te parece si les atacamos por sorpresa? Así no tendrán oportunidad de atacarnos y podremos salvar a ese chico más fácilmente.

Guardiana del Templo Kokiri: Buena idea.

Se quedaron observando a los Umbríos y...

Guardiana del Templo Kokiri: ¡Cañón de Flores!

Guardián del Templo Goron: ¡Fuerza de Gea!

Ambos derrotaron a los Umbríos y se acercaron a la celda.

Guardián del Templo Goron: Muy bien, y ahora saquemos de aquí a ese chico.

Sergio: ¿Pero quién... quién anda ahí?

La guardiana del Templo Kokiri chasqueó los dedos y ambos guardianes se volvieron visibles.

Guardiana del Templo Kokiri: No te preocupes, enseguida te sacamos de aquí. ¡Cañón de Flores!

Pero los barrotes no se rompieron.

Guardiana del Templo Kokiri: Rayos, no he podido.

Guardián del Templo Goron: Déjame probar a mí. ¡Fuerza de Gea!

Los barrotes se rompieron y ambos entraron.

Mientras tanto, en otro lugar...

???: ¿Qué ha sido eso?

Axel: Parece que ha sido donde la celda en la que está ese chico.

Roxas: Ya me he hartado de esos dos. Se van a enterar.

Volviendo con Sergio y los dos guardianes...

Guardiana del Templo Kokiri: ¿Cómo estás?

Sergio: Muy malherido, apenas me puedo mover.

Guardiana del Templo Kokiri: No te preocupes.

La guardiana del templo revoloteó encima de Sergio y salieron unos polvos de color verde que curaron a Sergio. Entonces éste se levantó.

Sergio: Ya estoy mejor.

Guardián del Templo Goron: ¿Te han quitado alguno de tus objetos?

Sergio: No, los tengo todos. Por cierto, ¿sabeís algo de Nelly?

Guardián del Templo Goron: ¿Nelly?

Guardiana del Templo Kokiri: ¿Te refieres a esa hada verde que iba contigo?

Sergio: Sí, esa misma.

Guardiana del Templo Kokiri: Lo siento, no la he visto.

Guardián del Templo Goron: Yo tampoco.

Sergio: Vaya...

Guardiana del Templo Kokiri: Tranquilo, seguro que está bien. Venga, vámonos de aquí cuanto antes.

Sergio y ambos guardianes se fueron. Derrotaron a los Umbríos que se les cruzaron, pero cuando estaban a punto de salir...

???: ¿Vais a alguna parte?

De repente apareció un portal oscuro y de él salió Roxas.

Sergio: ¡Tú!

Roxas: Lo siento, pero me temo que no puedo dejarte ir.

Sergio: ¿¡Qué has hecho con Nelly!?

Roxas: ¿Te refieres a esa hada tuya? No te preocupes por ella, está en un sitio mejor.

Sergio (empezando a llorar): ¿Cómo te has atrevido? ¡Miserable!

Roxas: Lo que tú digas, pero de aquí no te vas.

Guardián del Templo Goron: Yo me enfrentaré a él.

Guardiana del Templo Kokiri: ¿Qué?

Guardián del Templo Goron: Le entretendré para que podáis salir de aquí sin problemas.

Sergio (secándose las lágrimas): Me parece buena idea.

Guardiana del Templo Kokiri: Está bien, contamos contigo.

Roxas: Prepárate, chaval.

Roxas se acercó a Sergio y le atacó con su Llave Espada, pero el guardián del Templo Goron le detuvo con sus garras de metal.

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar