Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio 2: Capítulo 27

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS2 Cap.27.png

Sergio volvió a la normalidad, se dirigió a la columna de luz, cogió la guitarra, la cual desapareció entre luz, y él y Nelly ascendieron a una plataforma de hielo que estaba sobre el agua. De ella salió la guardiana del Templo Zora, que tenía el siguiente aspecto:

Guardiana del Templo Zora.png

Guardiana del Templo Zora: ¿Eres tú el joven que salvó Términa hace 6 meses?

Sergio: Así es,soy yo.

Guardiana del Templo Zora: Muchas gracias por derrotar a ese tipo.

Sergio: De nada.

Guardiana del Templo Zora: Tengo entendido que salvaste a los guardianes de los templos Kokiri y Goron, ¿cierto?

Sergio: Sí.

Guardiana del Templo Zora: Bien, entonces sólo te queda por salvar al guardián del Templo Gerudo. Mucha suerte.

Sergio: Gracias, hasta luego

De repente apareció un esplendor de luz y Sergio y Nelly aparecieron en la Fuente Zora. Entraron al Dominio Zora, donde éstos le estaban esperando.

Rey Zora: Disculpa. ¿Has sido tú quien nos ha salvado?

Sergio: Sí, he sido yo.

Rey Zora: En tal caso, en nombre de todos los Zoras de mi dominio te agradezco que hayas derrotado a ese tipo de negro y, por tanto, nos hayas salvado.

Sergio: No hay de qué.

Rey Zora: Sin embargo, faltan dos Zoras.

De repente apareció el Zora que acompañó a Sergio al Dominio Zora.

Zora: Majestad, ¿cómo habéis escapado del sitio donde os encerró aquel tipo de negro?

Rey Zora: Nos ha salvado el chico del hada verde.

El Zora se acercó a Sergio y Nelly.

Zora: Muchas gracias por salvarles.

Nelly: No hay de qué.

Sergio: Me costó bastante derrotar a Demyx, pero al final lo conseguí.

Rey Zora: Aún así sigue faltando uno.

Zora: Veréis Majestad, el Zora que falta no va a venir.

Rey Zora: ¿Y eso por qué?

Zora (suspirando): Porque está muerto.

Rey Zora Y los demás Zoras: ¿Qué?

Sergio: Es cierto. Cuando Nelly y yo llegamos al Lago Hylia estaba muy malherido.

Nelly: Intentamos ayudarle, pero su situación era muy delicada. No pudimos hacer nada.

Rey Zora: ¿Y dónde está enterrado?

Nelly: Lo enterramos en el Lago Hylia.

Rey Zora: Bien, pues vamos allí.

Todos los Zoras se fueron al Lago Hylia para despedir al Zora fallecido.

Sergio: Nosotros vámonos. Aquí ya no tenemos nada que hacer.

Nelly: Está bien.

Sergio y Nelly se fueron del Río Zora y llevaron andando a Tornado. Cuando entraron en Kakariko, Tobi (el perro de Andrea) fue corriendo hacia ellos muy contento.

Sergio: Hola, eh... esto... ¿Cuál era su nombre?

Andrea: Tobi.

Sergio: Es cierto, ya no me acordaba. ¿Qué tal estáis?

Andrea: Bien, estábamos dando una vuelta por aquí. ¿Y qué tal vosotros?

Sergio: Bien.

Andrea: Me alegro. ¿Queréis venir un rato a mi casa?

Sergio: Por mí no hay problema. ¿Tú qué dices, Nelly?

Nelly: Yo también estoy de acuerdo.

Andrea: Entonces vamos.

Sergio: Espera a que primero dejemos el caballo en casa.

Sergio dejó a Tornado en su casa, se cambió la túnica y él y Nelly se fueron a casa de Andrea, acompañados por ella y Tobi.

Sergio: ¿Aquí es donde vives?

Andrea: Sí, esta es mi casa. ¿Queréis tomar algo?

Sergio: A mí un poco de agua no me vendría mal.

Nelly: Lo cierto es que a mí no me apetece nada.

Andrea: Está bien. Voy a traer unas pocas patatas también. Enseguida vengo.

Andrea trajo un vaso de agua para Sergio y un cuenco con patatas. Cuando los tres se sentaron...

Nelly: Antes de nada quiero decirte algo, Andrea.

Andrea: ¿De qué se trata?

Nelly: Tú y yo no hemos empezado con buen pie, pero estoy dispuesta a perdonarte y a que seamos amigas a partir de este momento.

De repente a Andrea se le escapó una lágrima.

Nelly: ¿Estás bien?

Andrea (secándose la lágrima): Sí, no sabes lo feliz que me acabas de hacer.

Nelly y Andrea dieron un abrazo.

Andrea: Bueno, ¿y vosotros dónde habéis estado? No os he visto por el pueblo en todo el día.

Sergio: Hemos ido a dar una vuelta al Lago Hylia.

Andrea: ¿Pero no os fuisteis antes de ayer?

Nelly: No, resulta que ese día nos surgió un imprevisto y al final no fuimos.

Andrea: Aaaah... ¿Y qué ha pasado con las cosas esas se agua que aparecían ahí?

Sergio: No hemos visto ninguna, asi que seguramente han acabado con ellas.

Nelly: No tenemos ni idea de quién puede haber sido.

Sergio: Cambiando de tema, ¿vives tú sola en esta casa?

Andrea: Sí. Mis padres se fueron de viaje y me dejaron al cuidado de la casa. Desde entonces vivo con mi perro Tobi.

Sergio: Ya veo...

Nelly: ¿Y sabes cuándo van a volver?

Andrea: Ni idea.

Mientras tanto, en el Castillo de los Emperadores Oscuros...

Axel: Lo de ese chico es increíble. Que haya sido capaz de vencer a Demyx demuestra que es mucho más fuerte de lo que creíamos.

Roxas: Sí, pero Lexaeus es demasiado fuerte, no creo que pueda con él. Sin embargo no deberíamos confiarnos en exceso.

Axel: Tienes razón. Por cierto, ¿sabes algo del paradero de la princesa?

Roxas: Qué va, desde que hace seis meses escapó del castillo no he vuelto a saber de su paradero.

Axel: ¿Y por qué tanto interés en encontrarla?

Roxas: Hace seis meses ella me aseguró que no, pero yo estoy seguro de que ella sabe dónde está la Trifuerza. Por eso quiero encontrarla a toda costa.

Axel: ¿Y qué hacemos entonces?

Roxas: Sigamos buscando la Trifuerza por nuestra cuenta. La princesa tarde o temprano saldrá de donde esté escondida.

Axel: Está bien.

Un rato después, en casa de Andrea...

Nelly: Mira, ya casi es de noche.

Sergio: Tienes razón.

Andrea: ¿Qué pasa? ¿Os queréis ir ya?

Sergio: Si, ya casi es de noche.

Andrea: Está bien.

Sergio y Nelly se levantaron y se fueron a la puerta.

Andrea: Bueno, pues cuando queráis venir, aquí estaremos.

Sergio: Vale, hasta otra.

Andrea: Hasta otra. Diles adiós, Tobi.

Tobi miró a Sergio y Nelly y les ladró muy contento. Sergio le acarició y él y Nelly se fueron.

Ese día, por la noche...

Sergio: ¿Cuál es el próximo sitio al que tenemos que ir?

Nelly: Al Desierto Gerudo. Allí se encuentra el último templo que tendremos que visitar.

Sergio: Bien, pero si no te parece mal mañana practicaré un poco y compraré pociones, que no tengo ni una.

Nelly: Está bien, como quieras.

Sergio: Buenas noches.

Nelly: Buenas noches.

Al día siguiente...

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar