Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Sergio 2: Capítulo 28

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

TLoS2 Cap.28.png

Al día siguiente Sergio compró tres pociones rojas y estuvo por la mañana y por la tarde practicando para hacerse más fuerte. Al día siguiente...

Nelly: Buenos días.

Sergio: Buenos días. ¿Lista para irnos?

Nelly: Por supuesto.

Sergio se subió en Tornado y él y Nelly se fueron a la Pradera de Hyrule.

Sergio: ¿Por dónde está la zona del Desierto Gerudo?

Nelly: ¿Ves el Rancho Lon Lon? Pues está más al fondo.

Sergio: Vale, pues vamos para allá.

Sergio y Nelly pusieron rumbo a la zona del Desierto Gerudo. Cuando llegaron vieron que había un puente roto.

Nelly: Genial, ¿y ahora cómo cruzamos?

Sergio: Tornado, ¿crees que podrías saltar hasta ahí?

Tornado asintió.

Sergio: Muy bien, pues vamos.

Tornado cogió carrerilla y con un gran salto logró llegar al otro lado.

Nelly: Increíble...

Sergio: Muy bien Tornado, ahora quédate aquí. Volveremos más tarde.

Sergio y Nelly avanzaron y llegaron a una especie de fortaleza que estaba vigilada por Umbríos.

Sergio: ¿Qué es eso?

Nelly: Es la fortaleza de los Gerudo... aunque por lo que veo ahora tiene otros vigilantes.

Sergio: Escondámonos, que no nos vean.

Sergio y Nelly se escondieron de los Umbríos.

Sergio: ¿Y cómo entramos en la fortaleza?

Nelly: Tendremos que aprovechar un momento que estén despistados.

Un rato después...

Sergio (bostezando): Nada, no se mueven.

Nelly: Pues habrá que despistarles de algún modo.

Sergio vio una piedra, la cogió y la lanzó a la fortaleza. Entonces el Umbrío oyó el ruido que hizo al caer y fue hacia donde cayó la piedra.

Sergio: Ahora o nunca. ¡Vamos!

Sergio y Nelly corrieron hacia la fortaleza. Una vez dentro avanzaron, pero de pronto apareció un Enloquecedor.

Sergio: ¿Qué es eso?

Nelly: Es un Enloquecedor. Ataca a sus oponentes con su pesado martillo. Es un enemigo muy fuerte, por lo que no es fácil derrotarle.

Sergio se acercó al Enloquecedor y éste le atacó con el martillo, pero Sergio se protegió. Le atacó, pero el Enloquecedor se protegió con el martillo. Acto seguido el Enloquecedor se hizo diminuto y fue dando martillazos al suelo hacia donde iba Sergio, qué esquivó el ataque con volteretas. Cuando el Enloquecedor volvió a su tamaño normal se acercó por detrás y le dio seis espadazos. El Enloquecedor se elevó, extendió sus brazos y piernas hacia arriba y empezó a girar como las agujas de un reloj.

Nelly: ¿Eh? ¿Qué hace?

Sergio: Ni idea, pero no pienso desaprovechar esta oportunidad.

Sergio hizo el Ataque Circular Aéreo. Sin embargo el Enloquecedor le golpeó con una mano y cayó al suelo. Entonces el Enloquecedor se hizo diminuto e intentó darle un martillazo, pero Sergio logró apartarse a tiempo. Siguió dando martillazos y cuando volvió a su tamaño normal Sergio le dio seis espadazos y le derrotó, pero de repente apareció otro.

Sergio: ¿Otro?

El otro Enloquecedor intentó atacar a Sergio, pero fue derrotado por una Gerudo con dos sables.

???: ¿Estás bien?

Sergio: Sí, muchas gracias. ¿Quién eres?

???: Me llamo Rubí, y soy una Gerudo. ¿Y vosotros?

Sergio: Somos Sergio y Nelly, y hemos venido a devolver la paz a esta zona. Encantados de conocerte.

Rubí: Igualmente. Bien, como iba diciendo, soy una Gerudo y esta es nuestra fortaleza, pero desde que aparecieron esas cosas no hemos podido recuperar el control de la misma.

Sergio: ¿Y sabes dónde están las demás Gerudo?

Rubí: Están encerradas aquí. El día que esas cosas aparecieron capturaron a los guardias Gerudo de esta fortaleza... salvo a mí.

Sergio: ¿Pues a qué estamos esperando? Vayamos a salvarlas.

Rubí: Está bien, vámonos.

Sergio, Nelly y Rubí avanzaron por la fortaleza y vieron a una Gerudo encerrada.

Gerudo: ¡Cuidado!

De pronto apareció un Enloquecedor.

Rubí: Vamos, chico. ¿Estás listo?

Sergio: Sí.

El Enloquecedor atacó a Sergio y Rubí, pero éstos le esquivaron. Entonces el Enloquecedor se elevó y giró como las agujas de un reloj.

Rubí: ¡Vamos chico, ahora o nunca!

Rubí y Sergio atacaron al Enloquecedor, lograron derrotarlo y liberaron a la Gerudo encerrada.

Rubí: ¿Estás bien?

Gerudo: Sí, muchas gracias por liberarme.

Sergio: De nada. ¿Qué vas a hacer?

Gerudo: Protegeré esta zona de la fortaleza.

Rubí: Está bien. Sigamos.

Sergio y Rubí derrotaron a cinco Enloquecedores más y salvaron a cinco Gerudos. Cuando salieron de la fortaleza...

Rubí (sacando sus sables): Venga, acabemos con éstos que son los últimos que quedan.

Sergio (sacando su espada): De acuerdo.

Sergio y Rubí derrotaron derrotaron a los Umbríos que quedaban fuera. Después subieron por un camino que había a la derecha de la fortaleza.

Sergio: ¿Adónde se supone que vamos?

Rubí: ¿Mientras llegabas a la fortaleza viste el acceso al desierto bloqueado por una especie de puerta?

Nelly: No, la verdad es que no nos fijamos.

Rubí: Vamos a una cueva donde hay un dispositivo para abrir esa puerta.

Sergio: ¿Y qué hay en ese desierto?

Rubí: Pues resulta que a través de ese desierto se puede llegar al Templo Gerudo. Lo malo es que siempre que alguien se adentra se produce una tormenta de arena.

Sergio: ¿En serio?

Rubí: Sí. De hecho, creo que el tipo de negro que nos atacó hace seis meses está detrás de esas tormentas.

Nelly: ¿Y eso cómo es posible?

Rubí: No lo sé, pero quiero ir al templo precisamente para averiguarlo.

Sergio: Si no te parece mal iremos contigo.

Rubí: Está bien.

Sergio, Nelly Y Rubí iban a adentrarse en la cueva, pero les rodearon cuatro Neosombras."

Continuará...

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar