Fandom

Wiki The Legend of Zelda Fanon

The Legend of Skylar: Comienzo

1.388páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios2 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Capítulo 1: ComienzoEditar

Era un tranquilo día en la ciudad de Hyrule. Como de costumbre, Skylar caminaba por su pequeña habitación, en la que sólo había una cama, una silla y una ventana. Eleanor, la madre de Skylar, estaba trabajando en una tienda que compró a bajo precio hace unos años, para mantenerla a ella y a su hija. 

Desde hace algún tiempo Skylar planeaba independizarse, ya no quería estar bajo la protección de Eleanor por mucho más, ya la había dado suficiente trabajo por unos años. Recordaba perfectamente la charla que habían tenido ella y Eleanor la noche anterior: nada de irse de casa. Skylar había tratado de convencerla, lo tenía todo planeado, le habían ofrecido hace unos días un trabajo en Villa Kakariko, bastante bien pagado. 

Después de pensar en todo aquello, Skylar ya había decidido que debía de irse a empezar una nueva vida en Kakariko, lejos de Hyrule y de su madre (Skylar quería mucho a Eleanor, no os hagáis una mala idea). Fue a la tienda en la que su madre trabajaba, y se dirigió al mostrador que había:

-Skylar: Madre, he estado pensando en nuestra charla de ayer. He decidido que iré a Kakariko digas lo que digas. Tengo que empezar de nuevo allí, debo independizarme, no puedo depender siempre de usted.

-Eleanor: Lo sé. Ya sé que va siendo hora de que marches de casa, tengas un empleo lejos de casa y, uff, que difícil se me hace la idea de que quieras marchar tan pronto...

-Skylar: No es pronto, ya soy adulta, y...

-Eleanor: No, no lo eres, el mundo está lleno de peligros y tu no te puedes enfrentar a ellos. Además, piensa en cómo te trataban los niños de pequeña Eres diferente, y eso la gente no lo puede aceptar. No tendrás una buena vida si la gente no te tiene aprecio, y sin mi protección aún peor. Skylar, yo...

-Skylar: Vale, me da igual tu opinión, ¡Iré a Kakariko, quieras o no! 

Tras esto, Skylar, enfadada, se fue de la tienda. De repente hubo un silencio sepulcral. 

-Eleanor: Te extrañaré, hija. 

Skylar corrió hacia su casa, estaba contenta por su decisión (que bipolar, no?). Abrió un armario que estaba al lado de la puerta, y de el salió una nube de polvo. Sacó una bolsa, y dentro de ella metió un candil, aceite y agua. No necesitaba más. Se lo cargó al hombro, abrió la puerta y salió. Cerró de un portazo y, antes de correr hacia la parte trasera de la casa, dio un último adiós a su hogar. 

-Skylar: Diosas, os pido que cuidéis de esta casa y de la mujer que vive en ella. Sin ella no sería nada. Ahora partiré con el caballo que mi madre me ha dado, y creo que no volveré más. Adiós, querida... casa? Pero qué digo, ¡he de partir ya! Pero antes de irme de esta región... Jejeje *Se sonroja*, he de despedirme de alguien. 

Después de esta conversación consigo misma (?), Skylar se montó en un caballo que apareció al momento de alguna parte de detrás de la casa, cargó la bolsa a su lomo y partió. Galopó por las llanuras, más allá de la ciudad de Hyrule. Al cabo de unas horas, llegó a una granja, en donde había varios tipos de animales. Hizo que el caballo saltara la valla que separaba la granja del resto del terreno, y luego se bajó de el. Miró a su alrdededor: Estaba todo lleno de hierba verde, árboles frutales, animales pastando tranquilamente, etc. Allí se respiraba un ambiente tranquilo y apacible, al contrario que en la ciudad. Aun que Skylar había ido muchas veces ahí desde que era pequeña, cada vez le gustaba más ese paisaje. Después de cerrar los ojos, inspirar, expirar y volverlos ha abrir, se encaminó hacia lo que era la casa. Llamó a la puerta:

-Daniel: Hola, Skylar! Qué te trae por aquí? 

-Skylar: Bueno, yo... tenemos que hablar. 

-Daniel: Pasa pasa, no te quedes ahí. 

Skylar y el joven entraron dentro de la casa, en donde enseguida recibieron a Skylar:

-Bárbara: Hola, chica!! Que pasa, Eleanor te ha enviado otra vez a faenar aquí? Jajaja, seguro que está deseando que te independices. 

-Skylar: En realidad todo lo contrario... esto... me he escapado de mi casa. 

-Daniel: Que??????!!!!! *Se tapa la boca*. 

-Bárbara: Daniel, tranquilízate. Bueno, ya me lo temía. Eres joven y... Necesitas irte de casa... Seguro que Eleanor se enfadará cuando se entere... Que sepas que aún que no me ha parecido nada bien que te vayas sin decirle nada a tu pobre madre, yo, Sheran y Ramón te intentaremos ayudar en todo lo que podamos.  

-Skylar: Que? No, ya me puedo mantener yo sola ._.

-Daniel: Mira, me parece bien que te quieras marchar de casa, pero no nos digas que no necesitas ayuda.

-Skylar: Os demostraré que no necesito ayuda para nada. Bueno, ahora, debo irme. 

-Daniel: Espera, a donde te vas? 

-Skylar: A Kakariko. Encontré trabajo allí.

-Bárbara: Hija, mira, aquí en Hyrule tienes a tu familia, a tus amigos... No te vayas tan lejos, te echaríamos mucho en falta. 

-Skylar: Ya he tomado mi decisión. He de irme. 

Cuando Skylar acabó de hablar, llegó un hombre con aspecto de haber estado trabajando mucho, lleno de barro, polvo y hierva. Era Ramón, el padre de Daniel y el marido de Bárbara. Enseguida se hacercó y dijo:

-Ramón: Ya he acabado de coger las verduras. Ahora voy a meter a los animales dentro, que se está haciendo de noche y... ¿Qué hace aquí Skylar? 

-Skylar: Me voy. Lo siento mucho, Ramón, Daniel y Bárbara. Me habéis ayudado mucho desde que era pequeña, en especial Sheran, mi amigo de la infancia *Sonríe*, pero ha llegado la hora del adiós. 

-Daniel: Ahora no te pongas dramática ._.

-Skylar: Si, ya... Bueno, adiós. 

Después de la despedida, Skylar se fue de aquella granja que le había dado tan buenos recuerdos. Seguramente no volvería en mucho tiempo, ahora quería centrarse únicamente en Kakariko. Se montó en el caballo y se alejó de la granja, poco a poco.

-Daniel: Seguro que volverá. La conozco, no puede aguantar mucho tiempo sola. Y si no vuelve, la buscaré.

Pasaron las horas, y oscurecía lentamente. 

-Skylar: Que fail, se me olvidó coger una espada para defenderme xD. Pero bueno, aré lo que pueda, supongo...


Fin del capítuloEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar